Por Catalina Maldonado
7 octubre, 2021

Durante la construcción de un aeropuerto en Ciudad de México, militares se dieron cuenta del grave problema que vivían los perros callejeros. Ante eso, habilitaron su base militar para darles refugio y encontrarles familias.

El abandono animal es una de las situaciones que pocas personas le ponen ojo, pues si bien podemos ayudar a uno o dos perritos en situación de calle, hay cientos de ellos que buscan una nueva familia. Eso es algo que captaron militares mexicanos y decidieron colaborar. 

Durante la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles en Ciudad de México, identificó una problemática en medio de la obra: muchos perros callejeros llegaban en busca de comida y un hogar. Sin embargo, a pesar de que eran recibidos por los trabajadores, muchos corrían riesgos debido a las grandes maquinarias, vehículos y demoliciones que ocurrían en el lugar.

Juan Carlos Bautista

De esa forma, los militares de una base cercana al aeropuerto en construcción, decidieron planear la forma de tener a estos perritos no solo a salvo, si no también con la oportunidad de encontrar una familia que los acoja.

Con una planificación de más de un año, la subteniente Karla Medellín explicó la situación que los llevó a darles hogar en su propia base militar:

“El refugio surge a partir de la problemática que presentaba el campo militar con la construcción de la magna obra del aeropuerto, al entrar mucho personal civil, militar y la gran afluencia de personas, venían muchos perritos que buscaban un refugio y comida. También con la magna obra venían vehículos pesados, entonces se pensó en darles un lugar donde ellos se pudieran refugiar, pudiéramos darles un hogar temporal para evitar accidentes, así como atropellamientos, muertes por cualquier situación con nuestros vehículos o que ellos mismos se lastimaran en peleas”, explicó la subteniente Karla Medellín.

Juan Carlos Bautista

“Los Perritos de Santa Lucía”

Juan Carlos Bautista

Ese es el nombre que escogieron los militares para darle la bienvenida a todos aquellos perritos provenientes de la construcción, quienes ya tienen a más de 160 caninos rescatados y 50 adopciones desde abril.

Por su parte, Karla Medellín invita a los mexicanos a acercarse a la base y poder darle la oportunidad de un hogar a un perrito. Sin embargo, todos los adoptantes deben cumplir ciertos requisitos para llevarse una mascota: se les pide una copia de la credencial de elector, un comprobante de domicilio y llenar un formulario de adopción. Además, el personal del refugio asesora a los interesados para escoger el perrito más idóneo de acuerdo con sus capacidades.

Juan Carlos Bautista

Finalmente, luego de adoptar a uno de los perritos, personal del refugio se encarga de hacer tres visitas durante tres meses para verificar en qué condiciones se encuentran y si pudieron adaptarse a su nuevo hogar.

Darle un hogar a uno de los peludos rescatados es un compromiso para toda la vida.

Puede interesarte