Por Cristofer García
8 octubre, 2021

“Es una locura lo mucho que han cambiado los bebés. Eran pequeños desordenados con vientres hinchados. ¡Los voy a extrañar!”, dijo su rescatista, Jennifer.

A veces los mejores amigos de los animales pueden ser otros de su propia especies. Algunos parecieran entender cuando otro peludo la está pasando mal, por lo cual le ofrece una mano amiga para ayudarlo, como sucedió con el caso de estos gatos abandonados.

Un trío de mininos callejeros fueros rescatados por una activista de la organización IndyHumane, quien sacó a los pequeños de las calles de Indianápolis, Indiana, Estados Unidos. Por fortuna los tres tuvieron un gran recibimiento en su nuevo hogar.

@newkittensontheblock / Instagram

Según reseñó Love Meow, los felinos se encontraban en mal estado pero con buena actitud. “Estaban muy delgados y sucios cuando los obtuve”, dijo Jennifer, una voluntaria de la organización en conversación con este medio.

Fue esta activista quien los recogió y llevó a casa, haciéndose cargo de su alimentación y cuidados. “Splash era la más pequeña del trío. También era la más obstinada. Spritz parecía un pequeño gremlin. Era el más juguetón, divertido y cariñoso. Squirt estaba obsesionado conmigo. Quería estar en mi regazo todo el tiempo y ronronea”, comentó.

@newkittensontheblock / Instagram

Luego de estar en mejor forma lo tres estaban listos para conocer a Bear y Bodie, los gatos de la casa. Lo que no esperaban es que estos dos felinos más grandes le dieran una grata bienvenida e incluso se dedicaran a criarlos. Squirt fue el primero en buscar cariño entre los mayores.

“Le encantaba que lo abrazaran, lo acurrucaran y lo besaran. Se acercó a Bear y le dio un cabezazo en la cara”, dijo Jennifer, quien también rescató a Bear y Bodie.

@newkittensontheblock / Instagram

Luego de 7 semanas en su nuevo hogar los pequeños ha dado muestra de mejoras y aman a esta familia. Sin embargo, su siguiente paso será ser adoptados definitivamente.

@newkittensontheblock / Instagram

“Es una locura lo mucho que han cambiado los bebés. Eran pequeños rugrats desordenados con vientres hinchados gigantes. ¡Voy a extrañar que estos tres me juzguen!”, contó.

@newkittensontheblock / Instagram

Los chiquillos siempre estarán agradecidos con Bear y Bodie por el buen trato y el cariño.

Puede interesarte