Por Romina Bevilacqua
5 octubre, 2014

Cuando las pequeñas tortugas marinas salen de los cascarones de sus huevos enterrados en la tierra, deben buscar inmediatamente la forma de llegar al océano. Esta puede ser una larga y peligrosa carrera, pero a veces obtienen ayuda.

En una pequeña isla llamada Lankayan ubicada en la costa del Borneo Malayo, un grupo de turistas y conservacionistas llevan a las pequeñas tortugas en baldes hasta la orilla del océano y ven cómo estos animales se apresuran y corren hacia el agua para mojar sus aletas por primera vez.

httpv://vimeo.com/106950025

Puede interesarte