¿No tienen vergüenza?

 

El nuevo spot publicitario llamado «What Does The Elk Say?« («¿Qué dice el alce?») de la Asociación Nacional de Manufactureros, en Estados Unidos, ha generado una gran polémica. El clip parte con imágenes idílicas del Parque Nacional Yosemite, del Gran Cañón y del Parque Nacional Zion. Se muestran diversos animales en estado salvaje; osos, alces y águilas, todos disfrutando de un entorno sano y de un medio ambiente limpio. Entonces el locutor del spot se pregunta por qué las nuevas normas sobre la capa de ozono consideran que estos paradisíacos entornos violan la ley. Es decir, «¿Si los parques nacionales no pueden cumplir con las normas de pureza del aire, cómo puede hacerlo tu comunidad?». Pero no seamos ingenuos, los intereses de los manufactureros al crear esta publicidad son bastante evidentes.

Captura-de-pantalla-2015-11-05-a-las-10.43.44
Fuente

«Los parques nacionales violan las leyes de aire limpio»

¿Cuál es el objetivo tras el spot publicitario?

Pues convencerte de que la normativa sobre los límites de ozono propuesta por la Agencia de Protección Ambiental (EPA), es demasiado estricta. Se trata de una propuesta del presidente Obama que ha sido muy esperada y que ha generado bastante oposición desde el bando republicano. De acuerdo a la EPA, 1 de cada 8 personas en todo el país vive en condados donde los niveles de ozono exceden la norma actual.

Los opositores a la normativa, postulan que costará muy cara a los privados. Debemos entender que las fábricas deberán adquirir la tecnología necesaria que les permita emitir menos gases contaminantes. En resumen, algunos manufactureros estadounidenses no están de acuerdo con la norma porque postulan que invertir en tecnología que les permita bajar sus índices de emisiones de gases, es caro y poco conveniente. Esta reflexión, llevó a la creación del spot publicitario y desató la polémica por parte de algunos demócratas y conservacionistas.

El spot hace uso de las limitaciones que la normativa pone a algunos parques nacionales, para alertar sobre las consecuencias que la normativa tendría en la vida diaria de los ciudadanos comunes:

«No hay ninguna actividad industrial por millas [cerca de los parques nacionales], pero bajo las nuevas normativas de ozono fuera de Washington, estos tesoros nacionales estarían violando las leyes de aire limpio».

«What Does The Elk Say?«

 La reflexión que el anuncio intenta generar en el público es la siguiente: «si el aire en estos maravillosos y puros paisajes es considerado sucio, ¿qué pasará con mi ciudad?. Tendré que hacerme cargo del problema y me costará mucho dinero. La normativa es exagerada, el aire en esos parajes es puro, al igual que el aire de mi ciudad».  Sin embargo, y de acuerdo a la periodista Liz Dwyer de Takepart, esto no es cierto. Ella postula que las enormes cantidades de smog generadas por las plantas de carbón en China, viajan a través del océano Pacífico y llegan hasta la Costa Oeste de Estados Unidos, contaminando sus parques y sus ciudades. Este fenómeno lleva el nombre de «smog secundario», es decir, no producido por Estados Unidos pero que igualmente afecta a su medio ambiente. Este smog llega a contaminar el aire de 48 parques nacionales del país. Si lo piensas, es lo mismo que sucede con un padre que fuma y su hijo que inhala el humo en el automóvil, sin necesariamente tener que prender un cigarrillo en su boca, los efectos para él también son nocivos.

1024px-Factory_in_China
Plantas industriales en China. Fuente

La contaminación del aire mata anualmente a 7 millones de personas, especialmente a causa del asma que genera en algunos organismos y la gente no ha permanecido en silencio frente a esto. Las reacciones frente al spot en Youtube evidencian que el público no es tan inocente como podrías creer:

«No tengo idea si la normativa es buena o mala, pero los objetivos de esta campaña son bastante engañosos. Con poco trabajo podemos encontrar las mediciones de ozono para nuestros parques nacionales [el usuario deja este link] El aire de muy pocos parques supera a lo que indica la normativa, ni el Gran Cañón ni Zion lo hacen»

Justin Harding

Paralelamente, la Asociación Nacional de Conservación de Parques, indica que el aire en algunos parques, tales como Joshua Tree, Sequoia, Kings Canyon y Yosemite, es insalubre para los visitantes: «en algunos casos, los parques tienen aire poco saludable durante un mes cada año, por lo general durante el verano».

Esperamos que pronto la polémica se aclare y las partes lleguen a un acuerdo que beneficie al medio ambiente.

Puede interesarte