Por Romina Bevilacqua
16 febrero, 2016

«Tranquilo, que mamá está aquí para ayudarte».

Cuando nacen los hijos todo gira en torno a sus primeros pasos, su primera palabra, su primer bocado de alimentos sólidos, y así sucesivamente. Y es que cada pequeña muestra de sus avances y desarrollo merece ser celebrada ¡sólo habrá una primera vez! Y admitámoslo… hasta la más mínima muestra de avance en nuestros pequeños nos hará más que orgullosos –sí aunque sea la primera vez que aprenden a ir al baño solos–. En el mundo animal, no es tan diferente, sólo mira a esta mamá panda orgullosa de ver cómo su osezno intenta escalar su primer árbol.
httpv://youtu.be/CPO2y_uii9k

El pequeño panda parece bastante seguro de sus habilidades… hasta que llega muy alto y ¡no sabe cómo bajar!

Entonces llega su madre a mostrarle que ella siempre estará allí cuando lo necesite.


El pequeño panda del video es Bei Bei, de sólo seis meses, quien se encuentra junto a su madre Mei Xiang en el Zoológico Nacional Smithsonian.

Puede interesarte