Por Juan David Montes
15 abril, 2016

Son los niñeros perfectos.

Este pequeño apenas está aprendiendo el fino arte del gateo. Sin embargo, no tardará en dominarlo, gracias a la ayuda de su peculiar dupla de instructores: dos perros husky siberianos que parecen tener toda la paciencia del mundo para enseñarle a su humano aquello que necesite para arrastrarse en el piso.

Mientras el bebé está a punto de rendirse, ellos sólo se divierten:

httpv://youtu.be/sIDbpvelsEs

¡Ahí están para animarlo!

¡Qué gran “manada”!

Puede interesarte