Por Juan David Montes
12 mayo, 2016

El lago se llama Lost. Es en serio.

No es el fin del mundo ni tampoco un fenómeno paranormal. Tan sólo se trata de un tubo de lava, una formación natural hecha de lava seca, que durante el verano se encarga de drenar por completo al lago Lost, ubicado en Oregon (Estados). Al parecer este es un comportamiento habitual de los tubos de lava.

httpv://youtu.be/kpRRkXnRc0E

De acuerdo con Jude McHugh, portavoz del Bosque Nacional Willamette en Oregon, se trata de un fenómeno lo más de normal:

«El lecho del lago se comienza a llenar a finales de otoño, cuando la cantidad de lluvia excede la capacidad de los tubos de lava que drenan el agua. Y se continúa llenando todo el invierno». (Vía Live Science)

Cuando la temporada de lluvias cesa, el lago de 2.7 metros de profundidad pierde su fuente de agua, y esta desaparece por los tubos de lava.

¡Impresionante!

Puede interesarte