Por Javiera González Ruiz
30 noviembre, 2018

El pequeño curioso se había bebido el alcohol que dejan en un templo como ofrenda.

Como muchos hábitats de los animales salvajes han sido intervenidos por los humanos, muchas veces tienen contacto con objetos, alimentos, etc que ellos no conocen y les causan curiosidad. El problema, es que muchas veces se pueden enfermar o incluso morir por probarlos.

Algo similar vivió este monito bebé en Tailandia, que llegó a las manos de unos rescatistas por lucir bastante desorientado y grave.

Cuando los trabajadores de Wildlife Friends Foundation Thailand (WFFT) lo vieron por primera vez, el pequeño paciente de cola larga estaba tan perdido, que pensaron que estaba ciego y al borde del coma. 

WFFT

Era tanto, que su propia madre lo había empezado a dejar atrás, pensando que probablemente moriría.

WFFT

Sin embargo, el equipo de rescate estaba dispuesto a salvarlo. Y sin saber qué era realmente lo que le ocurría, en primera instancia lo tuvieron vigilado durante todo el día. Pero de pronto, con el pasar de las horas, el mono parecía retomar su energía y volver a la vida.

“A la mañana siguiente… estaba 80 por ciento mejor”, escribieron los rescatistas. También podía comer y beber agua y podía ver perfectamente bien, así que ciego no estaba. “Sus movimientos eran un poco inestables pero casi normales”.

WFFT

Al parecer la comida y el agua le habían hecho muy bien, ya que dentro de unas horas estaba listo para ser liberado.

Pero… ¿qué le había ocurrido?

Los especialistas descubrieron que el pequeño se había emborrachado mucho, probablemente por curioso, ya que en los templos cercanos a donde el pequeño vive con su familia las personas suelen dejar alcohol como una ofrenda a los espíritus. Y de alguna manera el monito había bebido y definitivamente sufrió las consecuencias.

WFFT

Como el cuerpo de estos animales no está preparado para lidiar con el consumo de alcohol, fue como que hubiese consumido veneno, pero con el cuidado que recibió pudo expulsarlo de su organismo.

Sin embargo, él parecía no saber que había actuado mal… y solo quería regresar junto a su familia. 

WFFT
WFFT

Ojalá no quiera volver a probar jamás el alcohol.

Puede interesarte