Por Ignacio Mardones
9 septiembre, 2020

Como buenos amigos, estos dos se pasan la tarde conversando. El mono incluso es capaz de manipular un celular.

De vez en cuando nos toca ver animales que adoptan conductas humanas. Más que nada, son perros; a veces gatos y osos, pero extrañamente, a pesar de la similitud genética que tenemos con los monos, no son éstos frecuentes en nuestras historias. Pero este caso es una excepción. El monito de este video bien podría ser un niño disfrazado de macaco, por la peculiaridad de sus gestos. Basta mirar cómo se comporta: ahí, en su silla de playa (o reposera) disfruta del sol junto a su compañero, parecen tener un ventilador al frente y seguramente una limonada a sus pies.

Ambos, relajados por la tarde, conversan como dos buenos amigos, y llama la atención que el animal le toque el hombro a su humano. 

@RexChapman

Ya parecen estar acostumbrados a esta dinámica. Uno palmea al otro, se cuentan una historia y la comentan, ayudándose con el celular para seguir la conversación. 

@RexChapman

“No puedo parar de reír”, comenta Rex Chapman, quien subió el video a la red social y que ya cuenta con más 159.000 “me gusta”.

Sin embargo, entendiendo que es un video distendido y que no hay nada dañino a primera vista, es importante recalcar que en muchas situaciones parecidas los monos son forzados para hacer “shows”. Este no parece ser el caso. No vemos correas ni castigos de ningún tipo. El contexto da a entender que no está siendo amaestrado. Pero aún así, es bueno mantener los ojos abiertos para casos similares, como lo han señalado usuarios en redes.

Puede interesarte