Por Felipe Costa
5 abril, 2021

Se acercó a la cámara de un fotógrafo danés y la ocupó imitando los comportamientos del humano. Se trata del macaco de cresta negra, un animal propio de las islas de Indonesia, reconocido por su gran capacidad intelectual.

Existen algunas especies en el reino animal que destacan por su capacidad de aprendizaje a través de la imitación. Desde los loros que emiten sonidos que asemejan las palabras humanas, hasta simios en la selva de Indonesia que con el tiempo, han mantenido tanto contacto con las personas, que han aprendido ciertos comportamientos, como por ejemplo, querer incursionar en la fotografía.

Morgens Trolle

Puede sonar loco, pero cuando el fotógrafo danés Mogens Trolle, se encontraba en plena selva fotografiando macacos, captó con su celular como uno especialmente curioso se le acercó para ocupar su cámara. El animal, al parecer, llevaba tiempo observándolo y lejos de encontrarlo amenazante, lo consideró un colega.

Luego de largos minutos que pasó Trolle acostado capturando a la manada de simios, se levantó para estirar las patas y uno de los primates aprovechó su turno para acercarse a la cámara e imitar al fotógrafo.

Morgens Trolle

Como si quisiera descubrir el secreto de lo que tanto miraba el humano o quizás queriendo ser partícipe del trabajo, posó sus manos en el aparato y puso sus ojos en el visor de la cámara como un profesional, solo le faltó apretar el gatillo para sacar su propia imagen y ser quizás la primera fotografía hecha por un macaco silvestre.

Los macacos de cresta negra son animales extremadamente inteligentes y audaces, pueden distinguir patrones de conducta ajenos así como son capaces de auto reconocerse en un reflejo. Usualmente viven en los bosques frondosos de Indonesia y en este caso, se encontraban en la reserva forestal de la isla de Sulawesi.

Trolle es un amante de la fauna salvaje y durante años ejerciendo como fotógrafo se ha cautivado retratando el estado natural de distintos animales al rededor del mundo, sus favoritos son las especies de simios.

Como se ve en el video captado por el danés, el macaco volvió con su manada, pero aquel primer contacto con la tecnología, quizás lo vuelva más curioso cuando se tope nuevamente con el fotógrafo y por qué no, quizás logre sacar la próxima vez una fotografía.

Puede interesarte