Los animales aman de la manera más pura.

El amor, el afecto y el cariño difícilmente son únicos de la especie humana. Los animales también tienen sus formas de amar. Tienen sentimientos y pueden sufrir igual o peor que un humano. Y esta familia de monos lo tiene claro, pues estuvieron separados de su bebé y contaban los días para volver a verlo.

Un grupo de monos salvajes le dio una emotiva bienvenida a su bebé que estuvo en el hospital después de haberse lesionado una pierna.

Resulta que el más pequeño de la familia, llamado Pearce, no se percató de una trampa y quedó cruelmente atrapado. Por suerte, miembros del equipo de rescate llamado “Imizi Vervet Monkey Rescue”, lo ayudaron y le dieron otra oportunidad. 

Youtube @Nigel Wright

Por algo se llaman “Umizi”, que significa “ayuda” o “mano amiga” en zulú sudafricano. 

Allí, los rescates de monos heridos y huéranos son parte de la rutina diaria de este centro. Los alimentan nutritivamente, los limpian y tienen toda la atención médica que necesitan. Todo gracias al aporte voluntario dentro de la misma organización.

Youtube @Nigel Wright

Por eso, ellos fueron los más indicados en tratar la lesión de este pequeño primate, que demoró en sanar 3 semanas. Bastante tiempo para que un bebé estuviera alejado de sus padres.

Cuando finalmente sanó, decidieron que debía volver a reunirse con su familia.

Youtube @Nigel Wright

Y ese momento es lo más emotivo que verás hoy:

 

Puede interesarte