Por Daniela Morano
11 abril, 2019

Su aspecto sin duda los ha ayudado a enfrentar a los más crueles dueños. Muchos perritos y gatos hoy viven vidas felices gracias a ellos.

Cuando uno ve a un grupo como este, se imagina que son tipos rudos capaces de golpear a quien sea que se les cruce por delante. Pero no es ese el caso. La organización Rescue Ink ha salvado a muchos animales en situaciones vulnerables en todo Estados Unidos, gracias a su investigación de distintos casos de abuso hacia animales.

La organización sin fines de lucro comenzó en Long Island, Nueva York el año 2008 e incluye a motoristas, ex campeones de fisicoculturismo y levantamiento de pesas, ex militares, policías y abogados. Hasta el día de hoy trabajan sin descanso porque perros, gatos y caballos encontraran una mejor vida fuese en santuarios, centros de rehabilitación o junto a una nueva familia.

«Algunas personas nos consideran superhéroes. La verdad que somos súper amigos y súper defensores de los animales», dijeron.

Wikipedia

Los amigos colaboraban con la policía y organizaciones sociales para hacer todo lo humanamente posible para salvar a los animales, y la mayoría de su trabajo dependía exclusivamente de donaciones de voluntarios.

En una entrevista con el medio The New York Times el año 2008 contaron que todos los días eran diferentes e inesperados. Algunas veces se encontraban con gente que vendían animales de raza para comprar drogas, otros organizaban peleas de perros y otros envenenaban gatos sin hogar. Incluso se enfrentaron a un asesino en serie de gatos en el estado de Pensilvania.

NatGeo
NatGeo
NatGeo

Otros casos fueron el de dueños que habían muerto y nadie se hizo cargo de su mascota.

De encontrar a los culpables, el caso era entregado a la policía y ellos se ponían en contacto con algún refugio que pudiese acoger a los animales.

NatGeo
NatGeo
NatGeo

Asimismo pasaron años dando charlas para educar a la gente sobre la tenencia responsable. Afirman que el maltrato animal es el primer paso a cosas peores, y que las personas que abusan de sus mascotas son personas con graves problemas psiquiátricos.

Y claro, su apariencia sin duda que los asusta. «Cuando un policía va a la casa de un abusador, llega un coche oficial y el delincuente conoce las restricciones del policía. Pero cuando llegamos nosotros, no sabe qué esperar, de qué somos capaces. Eso ayuda mucho», le dijeron una vez a People.

 

Puede interesarte