Si bien se sentía bastante intimidado por la mirada fija del búho, el ave jamás se mostró agresiva. Sabía que lo estaba ayudando.

Muchas personas le tienen miedo a los búhos, esto porque se ha corrido el rumor hace un montón de generaciones que suelen ser agresivos con los humanos. Sin embargo, son aves muy tranquilas y no demuestran agresividad a menos que se les provoque. 

Eso explicaría, en parte, por qué este búho solo se mostró incómodo cuando un hombre se acercó, pero en ningún momento se mostró amenazado.

Resulta que en pleno campo de golf del Club Lost Creek en Austin, el superintendente del lugar, Craig Loving, halló a un búho inmóvil sobre una rama que sobresalía de una laguna. Primero pensó que estaba descansando, sin embargo era de día y ellos suelen aparecer de noche. 

Facebook @Lost Creek Country Club

Así que se acercó para investigar realmente lo que ocurría y se encontró con una triste situación. El ave estaba atrapada entre un hilo de pesca y necesitaba ayuda para volver a volar, pues ni siquiera podía cambiar de posición. Así que Loving entró en escena.

Facebook @Lost Creek Country Club

Se puso ropa adecuada y comenzó a caminar lentamente hacia la laguna, y una vez que estuvo dentro, con cuidado logró cortar el hilo que mantenía preso al búho, sin embargo, seguía sin poder volar. Así que el problema debía ser aún más grave…

Facebook @Lost Creek Country Club

Con mucho valor se acercó y le tomó una de sus alas. Y fue en ese momento cuando se dio cuenta de que había más hilo enredado en ellas. 

Sorprendentemente el ave no se molestó y dejó que él hiciera su trabajo. Y cuando por fin lo liberó, hizo que se subiera a un palo para acarrearlo a otro lugar lejos del agua, temiendo que el animal no pudiera volver a volar nunca más.

Facebook @Lost Creek Country Club
Facebook @Lost Creek Country Club

Sin embargo, luego de algunos intentos por hacerlo volar en el pasto, el animal lo sorprendió abriendo sus alas y alejándose de él, de seguro muy agradecido por haberlo liberado.

Facebook @Lost Creek Country Club

Mira aquí el sorprendente e improvisado rescate:

Puede interesarte