Wendy Adriaens explica que en las avestruces que cuida encontró su propósito de vida y que la decisión de cuidarlas fue “”la mejor que pude haber tomado luego de tener a mis queridos hijos y casarme con mi esposo, por supuesto”.

Las avestruces son una de las seis aves más peligrosas del mundo, según la Encyclopaedia Britannica. Pero para Wendy Adriaens, dueña de una granja de rescate animal llamada De Passiehoeve, esto no es un problema. Incluso, a la mujer la apodan la “encantadora de avestruces”, pues ejerce un poder increíble en estas majestuosas aves.

EPA

Wendy comparte muy seguido contenido sobre estas enormes aves en sus redes sociales, de hecho tiene 1.1 millones de seguidores en TikTok, donde sube videos sobre la vida que lleva junto a sus asombrosos animales. Siempre se le puede ver muy cariñosa y atenta con las poderosas avestruces, las cuales no son conocidas por atacar humanos, a menos que se les provoque. De igual forma, el trabajo se ve algo arriesgado, como se ve en el video de abajo.

INSERTAR TIKTOK: https://www.tiktok.com/@wendy_adriaens/video/6968448724586548486?lang=es

En el video se ve a la mujer enfrentándose a una de sus avestruces y explicando que no se debe correr cuando una te quiere atacar, sino que lo mejor es ir cara a cara contra ella.

Wendy vive en Bélgica, y fue hace ya bastante tiempo que junto con su esposo adoptaron por primera vez a tres polluelos de avestruz. Esta decisión cree que le reveló su propósito de vidarescatar animales de situaciones de descuido, abuso, accidentes y de mataderos“.

Desde ese momento que dejó su antiguo trabajo para enfocarse al 100% a los animales y aves que rescata, al respecto explica que la decisión fue “la mejor que pude haber tomado luego de tener a mis queridos hijos y casarme con mi esposo, por supuesto“. Los visitantes son más que bienvenidos a la granja, con una tarifa de entrada que le ayuda a Wendy a comprar lo que los animales necesitan para estar felices y saludables.

Instagram @wendy_adriaens

Algunas de las criaturas se quedan con ella a largo plazo, mientras que otras se dan en adopción a hogares en otros lugares. Una cosa es certera: las avestruces claramente aman a Wendy, y Wendy las ama a ellas.

Puede interesarte