Por Constanza Suárez
8 octubre, 2019

En Colombia se han presenciado varios casos de envenenamiento y ataques a lechuzas y búhos, porque creencias populares los asocian con la muerte y el desastre, según las autoridades.

En el municipio de El Banco, Magdalena, en Colombia una mujer atacó con piedras a una inocente lechuza porque creía que se trataba de una bruja. Amarró al animal a un árbol y procedió a lanzar las piedras. 

Vecinos del lugar fueron los que dieron aviso a la policía local, quienes llegaron, pero no pudieron evitar la muerte del ave, según consignó El Tiempo.

El Tiempo

Según registros del Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena(CORPAMAG), han ingresado un total de 29 lechuzas que se mantienen en cautiverio o con golpes en sus cuerpos. 

La misma institución aseguró que han presenciado varios casos de lechuzas y búhos que han sufrido envenenamiento y ataques, por ser considerados de mal presagio y asociados a la muerte y desastre, según creencias populares. 

Pixabay

«Cuando la superstición toma algún animal como representación de lo maligno, por lo general es una mala señal para ellos, dado que resulta en su caza, maltrato y/o matanza indiscriminada. Es el caso de las lechuzas y los búhos, aves rapaces que debido a las creencias populares han sido considerados de mal presagio», dijo Carlos Francisco Diazgranados, director del ente ambiental, según El Tiempo.

Autoridades aclararon que esta especie, ni ninguna, representa un mal presagio. De hecho, son fundamentales para el equilibrio de los ecosistemas, actuando como controladores de plagas que podrían afectar a los seres humanos. 

Pixabay

Corpamag hizo un llamado a la comunidad a proteger los búhos y las lechuzas, entendiendo que su protección debe estar por encima de falsas creencias. Además de lidiar con este tipo de convicciones populares, deben soportar que la deforestación e incendios forestales que destruyen su entorno natural.

 

 

 

 

 

 

Puede interesarte