Por Lucas Rodríguez
19 octubre, 2021

Liliana Gallardo de Justo Daract, Argentina, ha dedicado su vida al cuidado de sus nueve cachorros. Viendo que su salud empeoraba, decidió que debía tomar la decisión más difícil: otorgar a otros el cuidado de sus mascotas.

Las personas que comprenden y aprecian el cuidado de las mascotas, comprenden que se trata de una responsabilidad que durará durante toda la vida de estos animales. No es una cosa de solo estar con ellos mientras nos parezcan simpáticos, lindos o agradables, sino que de estar ahí para ellos durante todos esos quince o un poco más de años que tengan sobre la tierra. Es por esto que quienes dedican su vida a cuidar de los animales, siempre desarrollan una compasión y empatía con ellos que va más allá de lo lógico o racional. 

La historia de Liliana Gallardo, un mujer que reside en Justo Daract, Argentina, es una emocionante prueba de ello.

Unsplash – Imagen Referencial

Liliana era conocida por sus vecinos por haber dedicado su vida a rescatar y cuidar de una serie de cachorros. Al no tener hijos ni marido, la mujer enfocaba todas sus energías en los nueves cachorros que había rescatado de las calles. Todos ellos vivían con ella en la casa que convirtió en refugio. 

Al entrar en su sesentena, Liliana comenzó a sentirse mal. Un diagnóstico médico confirmó la peor de sus sospechas: estaba enferma de cáncer.

Unsplash – Imagen Referencial

Viendo que su prognosis no era la mejor, así como que los tratamientos la debilitaban, Liliana tomó la decisión más difícil de su vida: otorgar a alguien más el cuidado de sus cachorros. Tengamos en cuenta que esto era la obra de su vida, a la que había dedicado más energías y esfuerzos que ninguna otra. 

Unsplash – Imagen Referencial

Liliana partió por contactar a algunos amigos. La primera de ellas fue Bárbara Guaquinchay, ayudante de Lilian en su refugio para cachorros: 

“Ella vive sola, no tiene hijos, es soltera, sin hermanos ni padres, solo le quedan unas primas. Yo trabajo con Liliana hace unos tres años y ahí nació una gran amistad. Me encargo del cuidado de los perros, de higienizarlos, alimentarlos y ahora tengo la tarea de encontrarles un nuevo hogar”

–Bárbara Guaquinchay para El Diario de la República

El Diario de la República

Hasta el momento ya son cuatro de los nueves perros los que han encontrado un nuevo hogar. El problema es que de los cinco que quedan, algunos de ellos tienen discapacidades o perdieron extremidades en accidentes. 

El Diario de la República

Aún así, estamos seguros que la difusión de la historia de Liliana conseguirá enternecer a alguna persona que busque una nueva mascota. Lo que es ella, ya cumplió con su noble tarea al darles un hogar y cuidado a esos perritos.

Puede interesarte