Por Lucas Rodríguez
25 junio, 2020

Estamos seguros que este zoológico de animales de felpa será el favorito de sus nietos.

En todos lados, tanto los expertos como las personas que llevan más tiempo sobre la tierra, están de acuerdo en una cosa: esta pandemia es el peor fenómeno mundial con el que hemos tenido que lidiar desde la Segunda Guerra Mundial. Algo que detuviera el rumbo de prácticamente todos los países de esta manera, era algo que dábamos por hecho ya correspondía a la historia del pasado. Pero no: este virus demostró que nunca podemos creer que vivimos en el futuro. 

10WJAR

Para algunas personas ha sido más fácil de conllevar que parar otras, pero nadie puede decir que esto ha sido su tiempo ideal. Todos preferiríamos poder circular con facilidad hacia la casa de nuestros amigos y seres queridos. Así mismo, preferiríamos que nuestras salidas fuera de casa, no tuvieran que ser con una máscara sobre nuestros rostros y el mandato de no acercarnos a nadie. 

10WJAR

Nancy Connor, una residente de la ciudad de Pawtucket, Rhode Island, notó esto. Lo que más la entristecía, era ver que las personas que pasaban frente a su casa, se veían claramente deprimidas. No había mucho que hacer. El COVID-19 tornó este año en una verdadera pesadilla.

10WJAR

Nancy tiene recuerdos de haber estado viva durante la Segunda Guerra Mundial. Incluso en esa época, en que los países involucrados creían que luchaban por el futuro del planeta, había manera de levantar el ánimo y la moral. Al menos, las personas podían visitar los lugares públicos y socializar.

10WJAR

Por eso es que ella decidió hacer algo al respecto. Cuando recibió su cheque del seguro social en el correo, Nancy decidió que había solo una cosa por hacer: subir el ánimo de sus vecinos y de quienes pasaran frente a su casa. 

10WJAR

Su manera de hacerlo, fue una de un nivel de creatividad que no vemos todos los días. Nancy encargó por correo, envío y también a sus parientes, una colección de animales de peluche o estatuas.

Al poco tiempo, tenía un verdadero zoológico dispuesto sobre su patio trasero:

Muchos vienen todos los días. Pasan cerca, apuntan a los animales, los niños sonríen. Vale cada peso de la inversión que hice ver que todos los que pasan se ven tan felices. 

–Nancy Connor, para 10WJAR.

10WJAR

Nancy está recibiendo otros animales que las personas quieran donar. Su plan es que el zoológico siga en su lugar hasta por lo menos octubre. Si ella puede hacer su aporte para que pasemos más rápido por esta cuarentena, todos lo podemos hacer. Es cosa de ver qué podemos hacer con nuestras capacidades, talentos y gustos. 

 

 

 

 

 

Puede interesarte