Por Cristofer García
21 enero, 2022

Amanda Santos llevaba más de una década colaborando con una ONG de rescate de gatos callejeros, por lo cual ya conocía como era el trabajo.

Hay personas que toman decisiones arriesgadas para poder seguir sus sueños. A veces hay que apostar por lo que se quiere tener en el futuro y dónde se quiere estar, por lo cual se pueden sacrificar algunas cosas. Una joven de Brasil sabía que solo perdía su tiempo en su aburrido trabajo como publicista y decidió hacer un cambio en su vida.

Amanda Santos siempre ha sido amante de los animales, en especial los gatos, entonces se cuestionó ¿por qué no dedicarse a trabajar con ellos, haciendo algo que ama? Fue así como le surgió la idea de lanzar Cattitude, una empresa que ofrezca el servicio de cuidado de mininos.

Amanda Santos

Gracias a que le ha ido muy bien en su negocio, ya puede vivir de su emprendimiento y no necesita de otro trabajo, según reseñó Exame. Pero tampoco es un área nueva para ella, porque a pesar de ser publicista, trabajó en una ONG rescatista de gatos abandonados por más de una década.

Estuvo cuidando gatos después de 2017 y logró tener unos 30 clientes, a quienes le cuidaba sus mascotas cuando viajaban. Luego su emprendimiento creció más y supo que más nunca tendría que volver a trabajar como publicista, sino que podría mantenerse con su propio negocio.

Unsplash (foto referencial)

Con el tiempo comenzó a cuidar perros también para ofrecer un servicio más completo y diverso. Cuando se trata de los felinos, primero va a conocer el ambiente donde viven y se familiariza con ellos, para después cuidarlos con mucha dedicación.

Amanda Santos

Mientras, con los perros incluso llega a sacarlos a pasear, porque como muy bien se sabe los canes tienen necesidades especiales y diferente a los de otros animales, por lo cual forma parte de su trabajo que los peludos salgan a dar una vuelta. Amanda está orgullosa de lo que ha logrado y seguirá creciendo en el mundo del cuidado de mascotas.

Puede interesarte