Por Javiera Irarrázaval
10 agosto, 2017

Alice se acercó al animal, al verlo de más cerca se dio cuenta de que estaba produciendo leche.

Dicen que los perros son los mejores amigos del hombre, y la perrita que es protagonista de esta historia nos re enseña porqué. No me cansaré nunca de decir, que los perros son ángeles entre los humanos; su única misión en la vida, es entregar amor, cariño y protección a su mejor amigo que lo alimenta y juega con él. Nuestras mascotas nos acompañan donde quiera que vayamos, por siempre; hasta el último día de nuestras vidas.

Hace 2 años, Alice Gill, miembro de un refugio animal llamado Southern Pup Rescue & Retreat. Un día, mientras viajaba por una carretera en Estados Unidos cuando vio un perrito blanco y muy flaco. Estaba al lado de la carretera buscando comida al lado de un cementerio. 

Ella es Alice.

Alice Gill/Facebook

Alice se acercó al animal; al verlo más cerca se dio cuenta que estaba produciendo leche: había tenido hace muy poco cachorritos, pero no estaban a la vista.

La perrita comenzó a manear la cola después de mucho tiempo a pesar que estaba llena de pulgas y garrapatas. Alice estaba dispuesta a llevarla a su casa de inmediato, pero sabía que los cachorros no sobrevivirían.

Alice Gill/Facebook

Es por eso que Alice fue a su casa, y tomó todo lo necesario para desparasitar a la perrita. Al volver, se encontró con la perrita, y Charlie, el perro que era padre de los cachorros. 

Cuando fue en busca de ayuda, para saber de dónde provenía esta perra, un hombre llamado Carl le dijo que la dueña y mamá de la perra, era una anciana llamada Carey, quién había muerto semanas antes que su mascota diera a luz. 

Alice Gill/Facebook

Debajo de la tumba cubierta de rosas azules, estaba el cuerpo de Carey, la perra jamás se ha separado de la tumba de su ama.

Alice Gill/Facebook

La perrita iba y venía. Cuidaba de sus cachorros y de la tumba de su ama. El hombre que le dio información sobre la perrita, la condujo hasta la casa del sobrino de la anciana. Él se comprometió a mantener a toda esta familia de perros alimentados. 

Alice Gill/Facebook

Para encontrar a los cachorros de esta perra, antes de llevarla donde un refugio, la siguieron sin que se diera cuenta. La perrita se deslizó debajo de un cobertizo.

Ahí estaba su familia: los cachorros estaban hambrientos y contentos de ver a su mamá. 

Alice Gill/Facebook

Alice agarró toda la familia y los salvó de morir abandonados; Ángel, la perrita que jamás dejó a su dueña, Charlie, y sus cachorros Jaclyn, Kate y Farrah, estaban seguros.

Y podían ser felices aunque mamá Carey no estuviera en este mundo.

Mira el rescate a continuación:

Los perros son como ángeles que te acompañan por siempre, donde sea que vayas.