Por Antonio Rosselot
24 junio, 2020

Alda Álvarez (Paraguay) comenzó con este negocio hace un año y medio, teniendo un gran éxito por su idea que reúne comodidad, reciclaje y diseños personalizados. En conversación con Upsocl, cuenta que ama ayudar a los peluditos por sobre todas las cosas.

Alda Álvarez, oriunda de San Lorenzo (Paraguay) quedó sin trabajo hace alrededor de un año y medio, así que se vio obligada a buscar nuevas alternativas para generar dinero. 

FB: Alda Álvarez

A su vez, sus cinco pitbull estaba teniendo problemas con sus camas, ya que no lograban acostumbrarse a ninguna alternativa. Ahí fue cuando Alda dio un paso que la llevaría a encontrar su nueva fuente de sustento, y todo gracias a los neumáticos.

Alda construyó camitas para sus perros usando los neumáticos como cubiertas, tal como cuenta en entrevista con Upsocl. Luego de aprender un par de oficios más, logró dar con diseños personalizados que sus perritos por fin adoraron.

FB: Alda Álvarez

«Me ingenié por las cubiertas. Pensé que si eran duras, los perros no las destruirían al morderlas. Corté las gomas con un cuchillo, limpié y pinté. Luego, compré tela y espuma y mi mamá me enseñó a hacer los colchones. Cuando los perros miraron las camas, las olfatearon y dijeron ‘Estas son para nosotros’. Se durmieron como por dos días seguidos»

Alda Álvarez a Upsocl

FB: Alda Álvarez

Luego de que sus primeras camas fueran un éxito, la sobrina de Alda le sugirió que empezara a venderlas, «porque son muy resistentes y a mucha gente le van a gustar». Así fue como Alda comenzó a fabricar y vender más camitas, también con diseños personalizados, a sus amigos y conocidos de la zona.

Alda perfeccionó su técnica y diversificó su negocio en poco tiempo. Cuenta que consigue los neumáticos, su materia prima, en gomerías de la zona o directamente los recoge de la calle; ahora no sólo le sirven para hacer las camas, sino que amplió su catálogo con unos novedosos juegos de sillones.

Alda Álvarez

La situación en Paraguay por el coronavirus ha sido bastante más leve que en el resto de los países de Sudamérica, y ya retomaron las actividades normales en la medida de lo posible. Alda cuenta que este complicado período no afectó para nada sus ventas, sino que al contrario, pero también comenta que el dinero no es lo más importante.

«Amo hacer esto, y si puedo ayudar para los peluditos que están en posición de calle, lo haría sin problema. También tuve el privilegio de hacerle la cama a Peque, la mascota de la 7ma Cía. de Bomberos de San Lorenzo, donde soy voluntaria hace un tiempito».

Alda Álvarez a Upsocl

Alda Álvarez

El trabajo de Alda ha sido replicado por mucha gente, según lo que ella ha constatado. Y no sorprende, ya que es una gran idea que permite reutilizar y resignificar los desechos, además de usarlos para que los peludos tengan un lugar cómodo para dormir.

FB: Alda Álvarez

Si están interesados en el trabajo de Alda, pueden contactarla por Facebook o al fono 0982473364 en Paraguay.

Puede interesarte