Por Antonio Rosselot
26 junio, 2020

Mileydis Aldana Herazo (Colombia) ya fue interrogada por la policía por las fotos que subió a Facebook, posando con la lechuza sin vida. Si la Fiscalía decide procesarla, arriesga hasta 3 años de cárcel.

El municipio de Corozal (Colombia) fue el escenario de un horrible hecho de parte de una de sus ciudadanas, que no dudó en celebrar haber cometido un espantoso crimen hacia un animal.

Mileydis Aldana Herazo, de 21 años de edad, publicó en su cuenta de Facebook —donde se hace conocer como «La Gata Verdolaga Real Aldana»— una serie de fotos en donde aparece mostrando el proceso completo de cómo decapitó a una lechuza de campanario (Tyto alba).

Facebook

«En la publicación realizada en la plataforma de Facebook, se observan fotografías de una mujer sosteniendo un ave silvestre sin vida y con signos de violencia, conducta que inmediatamente causa indignación y rechazo por los usuarios de esta red social, quienes de inmediato nos envían mensajes denunciando el hecho».

Comunicado de la Policía de Corozal

En una de las fotografías, la implicada sostiene la cabeza del ave, en una imagen que es tan morbosa como perversa a la vez. El acto fue muy criticado por la comunidad local, y las autoridades pronto hicieron eco de este revuelo.

Facebook

Aldana Herazo podría enfrentar cargos graves por el delito de maltrato animal, en un caso donde están participando la Policía Nacional —a través del grupo de Protección Ambiental y Ecológica— y la Corporación Autónoma Regional de Sucre.

La mujer arriesga de 1 a 3 años de prisión en caso de ser procesada por la Fiscalía, tal como indica la legislación local en cuanto a maltrato animal:

«El que, por cualquier medio o procedimiento maltrate a un animal doméstico, amansado, silvestre vertebrado o exótico vertebrado, causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud o integridad física, incurrirá en pena de prisión de doce a treinta y seis meses».

Comunicado de la Policía de Corozal

Policía de Corozal

Por ahora, Mileydis Aldana se mantiene con arresto domiciliario como medida cautelar, a la espera de su primera audiencia. Y seguramente, después de este castigo no le van a dar más ganas de meterse con animales indefensos…

Puede interesarte