Por Daniela Morano
2 mayo, 2020

Mientras, Lord llevaba años en la calle esperando algún día reencontrarse con su amada dueña.

A principios de este mes, voluntarios de un refugio animal en Ucrania recibieron un enorme perro callejero de ojos azules, quien parecía no estar muy bien. Se notaba desnutrido y el sarna era evidente en su piel, por lo que de seguro la vida en las calles estaba siendo dura.

Los rescatistas estaban determinados a encontrarle un nuevo hogar, pero no sabían que el gran perro ya tenía una familia. Y no, no lo habían abandonado.

El día que llegó al refugio, los voluntarios le tomaron fotos y las compartieron en redes sociales con el plan de encontrarle pronto una familia adoptiva. Debido a sus malas condiciones de salud, pensaron que nadie tendría mucho interés en él. Sin embargo sus ojos tristes llamaron la atención de muchas personas, quienes se ofrecieron sin dudas para adoptarlo.

MKP “Schaslivі tvarini”

Dos días después, el refugio recibió un llamado de una mujer que aseguraba que el perro era suyo y había sido robado de su jardín el 2017. Cuando vio las fotos en su Facebook pensó que se veían demasiado similares, así que tenía que asegurarse de que fuese de hecho su perro.

“Llevaba 2 años buscando a su perro”, dijo Galina Lekunova, quien trabaja en el refugio, a The Dodo.

Al día siguiente la mujer fue hasta el refugio para conocer al perro…

MKP “Schaslivі tvarini”

Cuando se vieron, no quedó ninguna duda de que ella era su dueña, y él extraño a su ama tanto como ella a él.

“¡Estamos llorando! Es un milagro”, escribieron en la cuenta de Facebook oficial. “¡Gracias a todos quienes compartieron nuestro post! La vida de este perro mejoró gracias a ustedes”, escribieron.

Lord, el perro, había esperado años para reencontrarse con su familia… Y por fin se había hecho realidad.

 

Puede interesarte