Por Alejandro Basulto
30 marzo, 2021

Sarah Ingala, la dueña de los perros Henry y Penny, fue diagnosticada como libre de cáncer hace un par de años, decidiendo a raíz de ello, realizar varios paseos y salidas con sus dos fieles y peludos compañeros.

Sarah Ingala es una joven asidua a las redes sociales, por sobre todo a TikTok y a Instagram, que en sus últimos años ha vivido días sumamente difíciles. Ya que hace tres años y medio, cuando tan solo tenía 31 años, fue diagnosticada con cáncer de mama, una enfermedad que hizo peligrar el resto de sus días, en los cuales, los que más estuvieron a su lado, para hacerle compañía cuando ella más lo necesitaba, fueron sus perros, los bulldogs franceses Henry y Penny.

Ambos le dieron el cariño y la contención en sus momentos más tristes.

Henry & Penny The Frenchies / Instagram

Afortunadamente, Sarah logró tratarse a tiempo, por lo que en cuestión de pocos años logró ser declarada como libre de cáncer. Había superado uno de los mayores miedos de su vida, y en gran parte gracias al cariño y la compañía que le brindaron sus perros Henry y Penny. Sin la presencia de sus canes, mantenerse con el ánimo necesario para adelante habría sido muy más difícil, por lo que tras haber recibido el alta, decidió recompensarles toda su lealtad y el amor que le han entregado.

Henry & Penny The Frenchies / Instagram

Fue entonces cuando decidió comprarse una van, una camioneta para recorrer junto con sus dos mascotas y amados compañeros perrunos, Estados Unidos y parte de Canadá.

Han viajado de California a Maine y de Vancouver a Washington DC, quedándoles todavía mucho por conocer. Al darse cuenta que Henry y Penny ya estaban bastante más envejecidos, entendió que antes de que llegaran sus últimos días, quería que ellos experimentaran todo. Era lo mínimo que merecían después de todo lo que hicieron por ella en sus años más duros.

En poco tiempo, empezó a subir a su cuenta en Instagram, diferentes videos con los viajes que ha realizado con sus dos bulldogs franceses. Los ha llevado por distintos lugares, en los que ellos han conocido zonas desérticas y otras muy nevadas. Han olfateado todo tipo de olores y disfrutado como pocos canes estos últimos días. Quedándole a Sarah, Henry y Penny, mucho más por recorrer aún.

 

Puede interesarte