Por Lucas Rodríguez
19 noviembre, 2021

El pequeño fue hallado dentro de una bolsa plástica sellada. En el video de TikTok especificaron que el camión de la basura no venía muy lejos.

Cuando una personas ya no puede hacerse cargo de una animal, lo que debe hacer es buscar alguien o una institución para que lo releve. En el grupo de conocidos directo, muchas veces uno puede dar con personas así, o en el peor de los casos, siempre hay grupos de cuidado de animales o perreras, que han sido organizados especialmente para esta tarea. 

El punto es que simplemente deshacernos de ellos, no solo es algo que no tiene por qué ser una opción, sino que además, es sumamente cruel.

@leonardobaes

Aún así, con frecuencia vemos muchos casos de personas que simplemente, decidieron que un animal no era muy distinto de deshacerse de un envase o una botella de bebida. Eso pareciera ser lo que se concluye de un triste video compartido por TikTok, en el que un pobre gatito estaba siendo tratado como si no tuviera más valor que una caja o un montón de plástico. 

El breve video nos enseña una escena nocturna, iluminada por los faroles de la calle.

@leonardobaes

Vemos a una mujer parada frente a un montón de bolsas de basura, como si buscara algo de valor entre ellas. La mayoría de nosotros no pensaría en acercarse a esta pila de cosas desechadas, pero lo que no sabemos, es que la mujer en cuestión estaba llevando a cabo un acto de amabilidad. Esto debido a que había escuchado que de una de las bolsas salía algo que no debería estar allí: un maullido. 

Fue así como acercándose a la bolsa, descubrió lo que menos se hubiera esperado: un gatito bebé estaba encerrado dentro de una bolsa de plástico.

@leonardobaes

El gatito por lo menos debió haber tenido tres meses, juzgando por su tamaño. Esta es la edad suficiente para ya ser una alegre y juguetona mascota del hogar, pero no la suficiente para cuidar adecuadamente de sí mismo; menos aún, defender de un dueño desinteresado o abusivo. 

Por suerte el gatito fue encontrado a tiempo. La mujer se preocupa de tomarlo en sus brazos y acariciarlo. Como era de esperarse, el pequeño minino estaba muy asustado: a tan corta edad, lo último que le corresponde es tener que luchar por su vida, dentro de una jaula de plástico. 

Para nuestra calma, la crueldad de algunas personas tiende a nivelarse con la amabilidad de otras.

Puede interesarte