Por Lucas Rodríguez
22 julio, 2021

Veronika Dichka ha conquistado Instagram con sus apacibles y hermosas fotografías pescando en medio de un lago en Novosibirsk, al norte de Siberia. A donde ella va, la acompaña Archie, su oso mascota.

En la mayoría de los países de occidente, hay una reglamentación muy clara en torno a qué animales se pueden tener como mascotas y cuáles no. Generalmente los límites se trazan en torno a animales que no solo no vayan a poder tener una vida digna en un hogar con un patio pequeño, o peor aún, un departamento, sino que también en la clase de animales que pueden tornarse en un peligro para sus dueños, y las demás personas. 

@fishing_veronika

Todo esto pareciera ser bastante distinto en Rusia, donde más de una historia ha emergido en torno a la variedad de animales que ese lugar ha demostrado permitir como mascotas.

@fishing_veronika

Debemos detallar que tanto en este caso como en anteriores, no se trataba precisamente de las ciudades más grandes y pobladas, sino que de lugares más remotos; generalmente Siberia. Tanto la distancia con las capitales, como el espacio que hay en estos lugares, puede que expliquen cómo es que personas como Veronika Dichka, una mujer de Novosibirsk, al norte de Siberia, puede pasar su tiempo en compañía de una mascota de lo más particular. 

@fishing_veronika

Se trata de Archie, un enorme oso adulto, con el que Veronika parece ir a todos lados.

@fishing_veronika

La historia de cómo Archie llegó a los brazos de su dueña es una bastante particular. El oso era solo un cachorro cuando el zoológico local que lo tenía se declaró en quiebra. El eminente cierre del lugar significó que Archie no tendría donde quedarse. Veronika escuchó de esto y preguntó si acaso ella podría adoptar al oso. 

@fishing_veronika

Veronika contó un poco de su relación con Archie en un post de Instagram:

“Archie me ve como un miembro de su familia. Compartimos la comida, duerme en mis brazos cuando tiene miedo y se esconde detrás de mí. Lo rescatamos del parque safari pero no podemos liberarlo en la naturaleza porque ha vivido en cautividad toda su vida. Archie pasa todos los días con nosotros y está locamente enamorado del agua. Le gusta mucho cuando le llevo a sitios nuevos, así que esta sesión de fotos fue un placer para él”

–Veronika Dichka en su Instagram

@fishing_veronika

Debido a que no son animales en peligro de extinción, los osos pardos se pueden tener como mascotas en Rusia. En el caso de Archie, puede que su categoría de rescatado le permita un permiso especial a su dueña, especialmente bajo la justificación de que como ha sido criado en cautiverio toda su familia, no podría valerse por sí mismo en un bosque. 

@fishing_veronika

Aun así, siempre se va a ver particular a un oso arriba de un bote en medio de un lago. Aunque no vamos a mentir: Archie se ve bastante feliz en compañía de Veronika. 

 

Puede interesarte