Por Daniela Morano
26 octubre, 2021

Ya son famosos en las calles de Bangkok (Tailandia). Sin embargo, algunos ponen en duda la comodidad de la mascota.

Algunos trabajos son más solitarios que otros. Incluso estar sentado en una oficina puede ser triste, aburrido, y por sobre todo dar la sensación de que nada en este mundo vale la pena. Menos mal en algunos de estos tristes trabajos es posible estar acompañado de nuestros mejores amigos: los perros. Mientras en algunos lugares se requiere un certificado de perro de ayuda emocional, en otros menos formales uno puede simplemente llegar con su mejor amigo.

Es el caso de esta mujer, Thitirat Keowa-ram, en Bangkok, Tailandia. “Le pedí a mi novio que me comprara un perro para que me acompañara”, dijo a medio locales.

Jiraporn Kuhakan
Jiraporn Kuhakan

Así es como llegó Mazda, un perrito mezcla de poodle y shih-tzu, a su vida. El pequeño de un año acompaña a su dueña todos los días, colgando de su espalda con mucha alegría. Sin duda que un mejor panorama que estar encerrado solo en casa.

“Mi novio estuvo de acuerdo con tener el perro siempre y cuando me acompañara al trabajo”.

Jiraporn Kuhakan
Jiraporn Kuhakan

Thitirat  ha mantenido su promesa y lleva todos los días al peludo de blanco y negro a su trabajo. Es más, ya llevan un año con esta misma rutina, sin problemas con los 10 kilos extras en su espalda.

Jiraporn Kuhakan

En Tailandia esta tendencia es cada vez más popular, especialmente en empresas con horarios irregulares. Los perros ayudan a aliviar el estrés entre los trabajadores y también ayudan a los perritos a tener compañía durante gran parte del día.

Puede interesarte