Daiki es un golden retriever alegre y juguetón, pero cuando no obtiene lo que quiere puede mostrar su lado más “oscuro”. Su dueña Sandy fue testigo de ello cuando tardó en levantarse y se encontró con la fría mirada de su mascota, pero lograron salir juntos y pasarlo bien como él quería.

Cuando un perrito es adoptado, este espera ser amado y consentido como tanto merece, y claro que también desea estar con sus nuevos dueños en todo momento. En esta vida hogareña aprenden muchas cosas gracias al cariño que sus humanos les entregan, y lo mejor es que las disfrutan. Dentro de estas pueden estar los juguetes, la comida, divertirse con sus dueños, ver televisión, dormir y por sobre todo, los paseos.

Y es que salir a dar una vuelta con un can es fundamental para su salud y crecimiento, puede ser a la calle, parque, playa o campo de ser el caso. No importa donde sea mientras él lo disfrute, como Daiki, un golden retriever que vive con su dueña Sandy y adora pasar buenos momentos.

Daiki The Golden

La personalidad de Daiki es bastante afable, como se puede notar con su amplia sonrisa y ojitos contentos en la mayoría de sus fotos y videos en TikTok @sandgogu, pero si no obtiene lo que quiere puede revelar el lado más “oscuro” de su ser.

Al igual que todos los perritos, a Daiki le encanta salir de paseo y mientras más temprano mejor, pero ante cualquier atraso puede parecer molesto y solo bastará con un gesto para entenderlo.

TikTok: sandgogu

Durante una mañana, Sandy se despertó como de costumbre y no consideró que fuera tarde, pero al parecer lo fue para Daiki, quien la observaba fijamente desde el pie de la cama, y no precisamente feliz, como se pudo ver en un video.

“Su cara de enojo porque no me levanto a pasearlo”, dijo la mujer en TikTok. El perrito parecía “juzgarla” con la mirada por levantarse tarde para ir de paseo juntos, y es que cada segundo cuenta para no atrasarse. La expresión en su rostro era más seria de lo común y eso solo podía reflejar su disgusto.

Daiki The Golden

“Hizo ruido con sus patitas para despertarme”, dijo Sandy a The Dodo. “Él quería salir y jugar, y cuando quiere algo, me mira fijamente”, detalló al medio.

Así que Sandy no quiso hacer esperar a su peludo compañero y salieron de paseo como tanto quería. Puede que se haya puesto impaciente, pero resulta que es un perrito muy transparente y adora cada momento con su dueña. “Es muy inteligente, pero también tiene mucho carácter. Es tan expresivo con su carita”, dijo Sandy a The Dodo.

Mira el video a continuación.

El momento serio de Daiki ha acumulado más de 1 millón de reproducciones en TikTok, y los usuarios no pudieron evitar tomarse la situación con mucho humor. “Solo vengo a recordarte que estoy enojado, muy enojado”, “Te espero afuera en 5 minutos, última advertencia..” y “Sabes Karen? siempre creí que me decepcionarías, pero nunca creí que sería tan pronto”, fueron algunos de los comentarios en la publicación.

Un buen paseo lo arregla todo.

Puede interesarte