Por Alejandro Basulto
28 marzo, 2020

Se ha descubierto un nuevo pasatiempo para pasar la cuarentena.

En tiempos de COVID-19 muchas personas en diferentes rincones del mundo, han tenido que modificar sus rutinas, actividades y pasatiempos para adecuarlos a un momento en el que el distanciamiento y el aislamiento social, son necesarios para evitar la propagación de esta grave pandemia. De hecho, en muchos países, medidas tales como la cuarentena, son obligatorias, para así buscar ponerle freno a una enfermedad que sigue cobrando víctimas en todo el mundo.

Brittni Young

Y Brittni Young, es una de esas personas, que viviendo en Estado Unidos, el país con más casos de contagio por coronavirus, ha sabido tener que reinventarse para no hacer de sus días en cuarentena algo muy aburrido. Para su fortuna, tiene a sus gatos, quienes la acompañan, le dan cariño y la divierten de diversas maneras. Una que de hecho descubrió hace poco, al saber que podría jugar con ellos un juego de mesa bastante popular y tradicional, por sobre todo entre los más jóvenes de la familia.

Brittni Young

Ya que Brittni supo que con sus mininos Archie y Jax, podían jugar «gato encerrado», el popular juego por turnos en el que uno debe colocar tres equis o círculos de manera consecutiva para poder ganar. Arreglándoselas para jugarlo con sus felinos, gracias a la ayuda de unas cuantas golosinas.

Acompañada primero de su gatito Archie, ella dibujó el tablero y colocó las golosinas en los cuadros. Este minino de 6 meses que es muy activo e inteligente, fue sacando de a una las golosinas, permitiendo que ella pudiera jugar con él. «Es muy cariñoso y sigue siendo un cachorrito», declaró Brittni a The Dodo, después de vencer a Archie.

Después probó con Jax, el que en un principio, se mostraba más dudoso y perdido en el juego que Archie, hasta que lo entendió. Y aunque en esta ocasión, el juego resultó ser más cerrado, Brittni nuevamente logró ganar. Esto mientras Archie desesperadamente intentaba jugar de nuevo, e incluso, tratando de robarle su turno a Jax. Al final, los dos amigos gatunos se llevaron golosinas adicionales como premio de consolación.

Puede interesarte