Por Luis Lizama
5 febrero, 2020

En el video se ve al animalito recibiendo unas buenas caricias. Él solo se deja querer y hace sonidos de felicidad. Apostamos todo el dinero del mundo a que jamás pensaste que podían ser tan tiernos ❤.

Los murciélagos y otros tantos animales cargan con un prejuicio terrible. Son asociados a la maldad y a todo aquello que pueda causarnos miedo. Claro, algunos son realmente peligrosos para los humanos, pero no es por malicia o algo parecido, es sólo por supervivencia.

Este murciélago fue rescatado y grabado mientras su cuidador lo acaricia y mima. Él se deja querer y hace sonidos de felicidad. Apostamos todo el dinero del mundo a que jamás pensaste que sería así de bello, su ternura rompe todos los prejuicios. 

Sin más preámbulos, te dejamos el video a continuación:

Su nombre es Jedahh y es de lo más hermoso que verás hoy. Se trata de un joven murciélago rescatado que adora los mimos. Megabattie es una cuenta de YouTube que publica diversos videos de esta especie animal, un par de ellos forman parte de la familia y son sencillamente maravillosos. 

Sí, tienes razón, nosotros tampoco los imaginamos así de tiernos. Nos dan ganas de adoptar uno.

Pero ojo, porque si bien reivindican a esta clase de murciélagos, también explican que pueden ser peligrosos. Muchos de ellos son portadores de enfermedades como la rabia, aunque el contacto con humanos es relativamente poco común, siempre se debe ser precavido. No son mascotas.

En este caso en particular, se trata de uno que lamentablemente no pudo ser liberado todavía, debido a lesiones. De momento está a cargo de su cuidador, quien lo vacuna, cuida y alimenta.

Jedahh era una cría que se preparaba para la liberación en su hábitat, sin embargo, al no estar en condiciones, pasó a ser un animal de educación. 

Vive con humanos y está acostumbrado a ellos. De hecho le encanta que lo acaricien y tomen en brazos.

Los animales son maravillosos. Cada uno con sus virtudes y bellezas. Claro, no todos pueden ser acariciados, pero eso es parte del juego. Nosotros somos uno más y debemos respetarlos y admirarlos. 

Siempre con respeto, podemos darnos cuenta que cada uno es maravilloso, incluidos los tan mal afamados murciélagos.

Puede interesarte