Por Luis Lizama
21 agosto, 2019

Llegaron al mundo el 8 de agosto (8-8), números que simbolizan la buena suerte en la cultura China.

El panda gigante, autóctono de China, se encuentra en peligro de vulnerabilidad, según la Lista Roja de especies, de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Hao Hao, la hembra, y su pareja Xing Hui, fueron padres por segunda vez, luego de su primer embarazo en 2016, donde nació el cachorro Tian Bao (“Tesoro del Cielo”).

El parque zoológico belga, Pairi Daiza, en colaboración con expertos chinos, trabajan en la conservación de la especie, a través de programas de cría en cautividad.

Reuters

La dichosa pareja llegó a Bélgica el 2014, prestada desde el Centro de Conservación e Investigación de China para el Panda Gigante, y se ha transformado en el gran atractivo del parque zoológico Pairi Daiza, que a través de un comunicado informó de la gran noticia.

Esta situación es poco usual en la especie, pues no suelen tener muchos embarazos y el número de nacimientos en cautividad no son tan alentadores.

AFP

Esta buena noticia da esperanzas para esta clase de Panda, considerada como vulnerable, en camino a peligro de extinción.

“Esta es una nueva esperanza para la preservación de esta especie vulnerable”

Destacaron los expertos en el comunicado de Pairi Daiza

El programa de nacimientos en cautividad ha entregado la esperanzadora cifra de 11 crías nacidas liberadas a su medio natural, de las que 9 sobreviven. Sin considerar las varias decenas de pandas que nacen y viven en parques y zoológicos.

Reuters

Las crías están siendo monitoreadas y cuidadas desde el minuto 1, con alimentación asistida y todo lo necesario para que crezcan y vivan sin problemas.

AFP

Hay esperanza.

Puede interesarte