Por Lucas Rodríguez
16 octubre, 2020

Al pequeño se le ve caminando sobre sus patas traseras, al igual como lo hacemos tú o yo. Fue gracias al amor de su dueño y su propio entusiasmo que consiguió llevar a cabo este milagro.

Al contrario de cómo funciona nuestro mundo humano y moderno, la naturaleza no es tan compasiva como nosotros. No es raro ver que cuando una gata o un perro tienen crías, se demoren poco tiempo en reconocer a los miembros de su camada que no logran tomar leche o no parecen ser capaces de cuidarse por sí mismo. En una situación así, lo que una persona haría es darle cuidados especiales a ese cachorro más débil, cosa de poder suplir sus falencias. En el mundo de la naturaleza y los instintos, la cosa es bien distinta: la gata o perrita simplemente lo hará a un lado, abandonándolo a su suerte. 

Facebook: Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Es una lógica que puede sonar cruel, pero es lo que impulsó a que los animales modernos tengan las capacidades para sobrevivir que les han permitido evolucionar y adaptarse a los cambios en el planeta. Cuando intervenimos nosotros, las cosas cambian mucho.

Facebook: Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Independiente si estamos en lo correcto o no, nuestra compasión a demostrado que muchos animales que no habrían tenido la oportunidad, de aplicarse sobre ellos la así llamada ley de la selva, resultaron ser entusiastas perritos o gatos, dispuestos a poner de todo de su parte para llevar poder sobrevivir. 

Facebook: Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Un video de TikTok y difundido en Facebook enseñó a un cachorro de esta clase. El pequeño nació con un defecto bastante obvio: sus patas delanteras están torcidas, lo que no le permite moverse, caminar o incluso tenerse en pie como lo haría cualquier otro perro. 

Facebook: Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

A pesar de su claro defecto, sus dueños decidieron darle una oportunidad. Así fue como el pequeño fue creciendo, aceptando su realidad y adaptándose, para finalmente conseguir algo que parece difícil de creer: aprendió a caminar usando solo sus piernas traseras.

Facebook: Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

El perrito es visto avanzando a alta velocidad por avenidas y veredas, al punto de que quien lo está grabando de apurarse para mantenerle el ritmo. Aun así, lo que más sorprende de esta performance atlética, es que cuando se detiene, el perrito no puede hacer otra cosa aparte de sonreír. Para él no existe el pensar en lo que fue, ya que está demasiado ocupado sintiéndose feliz por haber conseguido algo que en un principio se veía imposible: caminar como cualquier otro perro. 

Quizás hay algo que aprender para nosotros mismos en todo esto: no importan las dificultades, si conseguimos salir adelante, nos sentiremos igual de realizados que cualquier persona. Las dificultades serán distintas para cada uno, pero superarlas es algo que todos podemos alcanzar. 

 

Puede interesarte