Por Leonardo Granadillo
15 enero, 2019

Tiene 10 años, no lo querían por los problemas en su piel. Lo único que quiere es dar todo ese amor que tiene acumulado. ❤

Cuando ya eres un veterano y de paso no eres considerado el mejor parecido del refugio, es probable que no te sobren las ofertas para un nuevo hogar. Este es el caso de Dreadlock, un perro de la Fundación Soi Dog de Tailandia que permaneció en el refugio por 04 largos años.

Al momento de llegar al refugio el pobre perro estaba muy muy sucio, con problemas de piel, y cargaba un abrigo sucio y enmarañado. Es por eso que es llamado Dreadlock como el cabello del estilo rasta, que generalmente, no suele ser muy higiénico (si usted usa este estilo de cabello, discúlpeme, ellos pusieron el apodo no yo, sólo trato de explicarlo).

Soi Dog Fundation

“ama sus mimos y sus paseos, pero generalmente es un perro apacible, tranquilo, más viejo, que no se emociona mucho”

Dijo la gente de Soi Dog en sus redes sociales.

La gran noticia la daría el voluntario Darren, cuando anunció que Dreadlock tendría un nuevo hogar, una nueva familia de Reino Unido que decidió adoptarlo. Sin entender mucho la situación seguramente el perro notó que se trataba de algo bueno para él.

Si bien las mascotas no hablan suelen entender muy bien los estados de ánimos de quienes los rodean, y la alegría que sentían por él, a pesar de normalmente ser muy tranquilo, la supo transmitir a través de un baile:

En Soi Dog todos están demasiado alegres porque Dreadlock tendrá la posibilidad de compartir con una familia tras tanto tiempo siendo rechazado. Nunca hay que darse por vencido, algunos más tarde otros un poco más temprano, pero todos podemos tener nuestro final feliz.

 

Puede interesarte