Por Josefina Pizarro
21 julio, 2017

«Muffy se estiró y luego extendió su pata, como si dijera: ‘Te he estado esperando».

Muffy la gata ha estado entrando y saliendo de diferentes refugios de animales durante la mayor parte de su vida. Tiene una oreja cortada, lo que sugiere que era parte de un programa de captura y liberación, antes de terminar finalmente con esto. Después de llegar al último refugio, alguien se hizo cargo de ella por un corto período de tiempo, y luego fue devuelta nuevamente, donde permaneció cinco largos años.

La gata de 15 años de edad ya era mayor cuando llegó al refugio, y con el paso de los años pareció aceptar su destino como una residente para siempre.

Scarlett Wable

Ella siempre se llevó bien con otros gatos, pero también siempre era muy rápida para agarrar una cama libre para relajarse y observar en paz. A los voluntarios del refugio de animales les dolía el corazón pensar que Muffy quizás jamás tendría un hogar verdadero, hasta que finalmente alguien la notó.

Scarlett Wable visitaba el refugio con sus hijos, quienes estaban entregando el dinero que habían recolectado, cuando el personal les ofreció una guía.

Fue ahí cuando Wable vió a Muffy, quien estaba acurrucada en una de las preciadas camas de gato, y preguntó por ella.

Scarlett Wable

«El personal estaba muy preocupado de que ella jamás sería adoptada por ser una gata de edad, le faltaban dientes, tenía un oreja cortada y se le veía muy tiesa» cuenta Wable. «Jamás era la favorita cuando venían muchedumbres a ver los animales».

Scarlett Wable

Muffy ronroneó de inmediato cuando Wable fue a acariciarla, y sintió una enorme conexión con la gata. Eso sí no solicitó adoptarla ese día, ya que tenía siete gatos y un perro esperándola en casa.

Unos meses después Wable fue una vez más para recoger solicitudes de voluntarios, y vio que Muffy seguía ahí. Esa noche se fue a casa y habló con su familia, y llegaron a un acuerdo de que todo el mundo merece una familia.

Scarlett Wable

Así que decidieron que Muffy tenía que ser suya.

Regresaron al refugio con su hijo y pidieron ver inmediatamente a Muffy.

Scarlett Wable

«La vi en la parte superior de una jaula», dijo Wable. «Muffy se estiró, y extendió la pata como si dijera:» Te he estado esperando».

Wable llenó una solicitud y unos días después, Muffy era oficialmente parte de la familia.

El día que Muffy finalmente salió del refugio los miembros del personal fueron a despedirla y le deseaban lo mejor, con lágrimas en los ojos de que finalmente su residente con más larg tiempo finalmente tuviera un hogar.

Scarlett Wable

Cuando Wable preguntó por la cuota de adopción, los voluntarios le dijeron que no se la cobrarían. Estaban tan agradecidos con ella por llevarse a Muffy que no podían hacer algo así.

Cuando Muffy llegó, su mamá le tenía todas sus golosinas favoritas en su casa. La llevó a su propia habitación, donde pudo pasearse y acostumbrarse.

Scarlett Wable

«Ella es una profesional en la reunión de nuevos gatos y esto es evidente por la completa falta de siseo, gruñidos y comportamientos normales que hemos llegado a conocer al introducir un nuevo gatito».

Muffy adora a sus siete hermanos gatunos, y adora a su hermana perruna.

Scarlett Wable

«Todos los que la conocían bien durante los últimos cinco años la amaron y se conmovieron hasta las lágrimas sabiendo que viviría el resto de sus días con su propia familia», dijo Wable.

Scarlett Wable

¡Simplemente hermoso!

Puede interesarte