Por Monserrat Fuentes
7 noviembre, 2018

Murray es un weimaraner que contrajo una peligrosa enfermedad y que milagrosamente sobrevivió. Cuando el veterinario estaba a punto de ponerle la inyección, él movió la cola suplicando por una nueva oportunidad.

El distemper o enfermedad del moquillo es un virus mortal que afecta principalmente a perros y que los puede llevar a la muerte, de hecho, la mayoría de los perros contagiados por esta enfermedad mueren a causa de problemas nerviosos, respiratorios o digestivos que se producen por culpa del virus.

Murray es un Weimaraner que fue abandonado en una playa conocida como Dead Dog Beach en Puerto Rico, donde cientos de animales son dejados por muertos cada año, asegura el diario inglés Dailymail.

murraythedisableddog/Instagram

Un equipo de rescatistas de la organización “The Sato Project” lo encontró y creyó que ya no había más opciones para él, decidieron sacrificarlo, pero cuando el veterinario estaba a punto de ponerle la inyección, él movió la cola suplicando por una nueva oportunidad.

Perdió los dientes y ya no puede mantener su lengua dentro, además, tiene un deformación ósea en el cráneo que le da un aspecto diferente, por esa razón fue rechazado por varias familias que asistieron a jornadas de adopción.

Afortunadamente, una chica llamada Mackenzie Gallant se enamoró de Murray a primera vista, “la lengua de la firma es lo más lindo, y sus rasgos torcidos, si lo miras de cerca, te das cuenta de que sus orejas no están alineadas en su cabeza”, dijo la muchacha a Dailymail, “sus peculiaridades lo hacen aún más lindo y más especial”, añadió.

murraythedisableddog/Instagram
murraythedisableddog/Instagram
murraythedisableddog/Instagram

Mackenzie lo llevó a vivir a Massachusetts con su familia y ahora lleva un vida llena de amor y mimos.

A pesar de que su aspecto es distinto y sufre de algunos problemas de salud, el perrito no se deja abatir e irradia felicidad, “Murray es tan especial debido a su personalidad, es un sobreviviente y no tiene idea de que algo está mal con él y siempre está feliz y meneando la cola”, relató su humana.

murraythedisableddog/Instagram
murraythedisableddog/Instagram
murraythedisableddog/Instagram

En casa le crearon una cuenta de Instagram en donde poco a poco comenzó a ganar seguidores, llegando a más de 27 mil en la actualidad, utilizan la cuenta para promover la adopción y para concientizar sobre la enfermedad del moquillo.

Puede interesarte