Por Camilo Morales
20 junio, 2022

La pequeña Isa había sido enviada por su prima adulta a comprar leche. Sin embargo, en el camino vio a un grupo de niños maltratando a una cachorrita. “Me alegro de que le haya salvado la vida”, dijo Grazi Do Vale Silva.

Cada día existen miles de perritos y gatos que están luchando por sobrevivir en las calles. Muchos de ellos deben hacerle frente a la mala o casi nula alimentación, a la deshidratación y también a las inclemencias del tiempo por no tener refugio, como el frío y el calor extremo.

Y así como existen animales que deben sufrir esto diariamente, también existen organizaciones e instituciones que se dedican a rescatarlos y brindarles un hogar temporal o permanente.

Grazi Do Vale Silva

Sin embargo, esa ayuda muchas veces no proviene desde esas organizaciones, sino que desde personas individuales que ya sea de forma casual o premeditada se encuentran con estos animales abandonados y pueden brindarles otra vida mucho mejor.

Eso fue lo que le ocurrió a Isa, una niña de 8 años que por cosas del destino y del azar llegó a su casa cargando a una pequeña cachorra.

Grazi Do Vale Silva

Según información de The Dodo, la niña fue enviada por su prima adulta, Grazi Do Vale Silva, quien le había pedido que fuera a recoger un poco de leche a la tienda que quedaba cerca de su casa. Pero la niña en vez de seguir esas instrucciones, llegó a su casa con una sorpresa.

Estaba mirando por la puerta principal cuando la vi cargando algo extraño“, explicó Grazi. En ese preciso instante, cuando Isa se acercó a ella se dio cuenta de que lo que estaba cargando era una cachorra que llevaba un par de días de nacida.

Grazi Do Vale Silva

Antes de regañar a Isa por no haber ido por la leche, ella le contó la verdad. Según explicó la niña había un grupo de niños pateando a la cachorrita, por lo que decidió intervenir y salvarla de esa situación.

Cuando Grazi la vio llegar con el animal se dio cuenta que tenía una herida en su cabeza producto del maltrato del grupo de niños. Isa le había salvado la vida a la criatura.

Grazi Do Vale Silva

Ambas le trataron sus heridas, la alimentaron y le dieron alojo. Además, la bautizaron como Mel. “Me alegro de que le haya salvado la vida (…) Mel está pegada a Isa, e Isa la trata como si fuera una hija. Lo primero que hace después de la escuela es ir a ver a Mel. Son inseparables“, dijo Grazi.

Estoy orgullosa de Isa. Es nuestro deber respetar a los animales. Su amor es un regalo“, cerró.

Puede interesarte