Él, al parecer, hubiese preferido seguir durmiendo en lugar de recibir un emotivo abrazo.

Para los dueños que realmente amamos a nuestras mascotas, que desaparezcan de un día para otro es una real tragedia. Haremos de todo para encontrarlos y nos recriminaremos día a día por habernos descuidado un segundo de ellos.

Afortunadamente, la gran mayoría de los gatitos o perritos perdidos aparece sano y salvo, después de algunos días de aventuras quién sabe dónde ni de qué tipo.

Al menos así lo descubrió la familia de Lilly-Mae, una pequeña de 7 años que perdió a su gatito llamado Freddie en el barrio donde viven en Havant, Hampshire. Y justo cuando ya estaban perdiendo las esperanzas de encontrarlo, apareció.

Y no a los pocos días, sino que 10 meses después de su desaparición.

T&T

Resulta que el felino se perdió luego de que la familia se mudara a un nuevo sector donde no se permitían gatos y tuvieron que encargárselo a la abuela para que lo cuidara. Sin embargo, de un momento a otro, Freddie escapó por la ventana y no volvieron a saber de él.

Pero hace unas pocas semanas atrás, la familia de Freddie fue avisada desde un veterinario que habían encontrado a su gato. De acuerdo a sus palabras, una persona lo había llevado intentando refugiarlo de las tormentas que se avecinaban y fue allí cuando descubrieron que tenía familia.

Y mientras Lilly-Mae estaba en la escuela, fueron a buscarlo para llevarlo de vuelta a su hogar y sorprender a la pequeña cuando regresara a casa.

T&T
T&T

De acuerdo a las imágenes captadas por un tío, la madre de Lilly, Emma, le pidió a la niña que se cubriera los ojos porque tenía una inmensa sorpresa que darle. Ella muy entusiasmada obedeció y en cuanto le permitieron mirar, no podía creer lo que encontró.

Freddie estaba casi un año después durmiendo en el sillón como solía hacer.

T&T

Inmediatamente se abalanzó sobre él y derramó algunas lágrimas de emoción por volver a verlo, mientras aseguraba sin duda alguna que era el día más feliz de su vida.

T&T

Freddie… en tanto se mostró algo confundido y decepcionado por haber sido obligado a dejar sus aventuras callejeras de lado… Pero sin duda pronto volverá a valorar el amor y el calor de un hogar.

Mira aquí el emotivo reencuentro:

Eso sí que es amor por una mascota.

Puede interesarte