Por Diego Aspillaga
2 marzo, 2020

Martina, Brisa, Lourdes, Victoria y Kiara son un grupo de amigas de entre 7 y 10 años que le enseñaron a una ciudad entera que no importa la edad ni la forma cuando se trata de ayudar a los más desposeídos. Podemos aprender mucho de ellas.

El problema de los perros callejeros es uno que aqueja a la gran mayoría de las ciudades del mundo. 

Pixabay

La irresponsabilidad al momento de tener una mascota, el abandono y la venta de perros de raza son todos factores de esta terrible situación que deja a millones de animales desamparados en las calles, sin techos con los cuales cobijarse, alimento para nutrir sus cuerpos o familias que les den amor y protección.

Y si bien muchas personas se preocupan por estos animalitos, la verdad es que la mayoría de la gente no se inmuta a verlos en las calles. Los ignoran, asustan yen muchos caso hasta abusan de ellos. La sociedad indolente y cruel parece seguir avanzando mientras ellos se quedan rezagados en su lucha por sobrevivir. 

Pixabay

Pero las cosas están mejorando. Lentamente, el problema de los perros callejeros, los derechos de los animales y la lucha contra el abuso y la crueldad empiezan a ser tema central de la discusión. Y si bien este quizás no se solucione en mucho tiempo, el caso que presentamos a continuación nos puede dejar tranquilos al comprobar que las nuevas generaciones parecen ser más conscientes y decididas que nosotros respecto a este problema.

Martina, Brisa, Lourdes, Victoria y Kiara son un grupo de amigas de entre 7 y 10 años que se volvieron conocidas en la localidad bonaerense de Tapalqué, Argentina, luego de demostrar su cariño y preocupación por los animales más desposeídos.

Wapa.pe

Estas hermosas niñas comprendieron el sufrimiento que muchos animales pasan en las calles luego de ser abandonados, por lo que decidieron hacer algo al respecto y pusieron un puesto en la vereda para vender sus dibujos con el objetivo de juntar dinero para comprar alimento a perros callejeros, reportó el portal Wapa.pe.

Con papeles y lápices en las manos, las niñas comenzaron a pintar obras de arte originales con las que esperan darle un poco de alimento a los miles de perros que ven sufriendo cada día.

Wapa.pe

Cada extraño que pasaba por su calle se veía conminado a aportar a la causa y demostrarle a estas niñas que las generaciones adultas también se preocupan de los animales, que no son tan apáticas como parecen y que son capaces de ayudar.

Cuando los padres de las niñas notaron el esfuerzo y preocupación de sus hijas ante el sufrimiento de los perros de la ciudad, publicaron fotos de las obras en un esfuerzo para que más personas las ayudaran. La publicación se volvió viral en instantes.

Wapa.pe

Miles de personas aplaudieron la conciencia y noble acción de estas niñas, las que nos recuerdan que siempre se puede hacer algo al respecto para ayudar a los animales y que no importa la edad ni los medios que se tengan, sino las ganas de hacer del mundo un lugar mejor tanto para las personas como para los animales.

Las pequeñas lograron vender suficientes dibujos para comprarle comida a decenas de perros y, de paso, demostrar que siempre se puede ayudar a los más necesitados.

 

 

Puede interesarte