Por Camila Cáceres
6 septiembre, 2017

“Tuve que usar el palo de al escoba para levantar la tapa y entonces asomó la cabeza y su lengua asomó también”, dijo la madre.

Esto no pasó en Australia, aunque no me hubiera sorprendido. Creo que una de las cosas más perturbadoras es que ocurrió en Essex, un condado de Inglaterra rural pero bastante común y corriente que queda al este de Londres. El típico lugar al que escapas el fin de semana tras aguantar el caos urbano de lunes a viernes. ¿Te imaginas estar de vacaciones y encontrar algo extraño y perturbador en tu baño?

Laura Cowell y su familia viven en Essex. Tiene un pequeño de cinco años que ya sabe ir al baño de persona grande (están muy orgullosos) y decidió sorprender a su mamá yendo al baño completamente solo, sin avisar a nadie.

Claro que sus padres igualmente tuvieron que ir corriendo a ver que le pasaba tras oírlo gritar como si estuviera muriendo.

“Quedé completamente petrificada.

Tuve que usar el palo de al escoba para levantar la tapa y entonces asomó la cabeza y su lengua asomó también”.

Laura Cowell

Tom Parry

Se trataba de nada más y nada menos que de una pitón de casi un metro.

Llevaban varios días con problemas para tirar la cadena, pero no podían imaginar que su problema era un reptil gigante.

Afortunadamente se trata de una especie inofensiva que habría escapado de su casa, pero originalmente pertenecía a la tienda de mascotas exóticas de la ciudad, llamada Scales and Fangs.

Su dueño, Rob Yeldham, fue a por su rescate.

Tom Parry

“Creo que la serpiente se fue por un W.C. y acabó en este, ya que todas las cañerías están conectadas”.

Rob Yeldham

Su asistente, Ethan Pinion, agregó que el animal estaba sano, pero que “olía un poco a cloro y a desagüe”.

Actualmente la serpiente está de vuelta en la tienda, recuperándose emocionalmente de su gran aventura, y están buscándole un hogar mejor.