Por Daniela Morano
10 septiembre, 2018

Le temen a la pequeña criatura de menos de un metro.

Algunos animales son conocidos por ser asustadizos, otros muy sociables, otros indiferentes, y así. Igual que las personas, tienen algún rasgo característico de su personalidad que los hace más fácil de entender a veces, cuando uno desea acercarse a ellos. Si uno ve a un perro callejero, de seguro no se le ocurrirá llegar y acercarse a él. Uno toma las medidas necesarias, como inclinarse de a poco, dejar que huelan sus manos, cosa que tomen confianza sin miedo.

En el caso de animales como las alpacas, a quienes uno no ve ni se encuentra con frecuencia, es importante ser cuidadoso a pesar de su tranquila naturaleza. Aparte de ser adorables y tener una esponjosa cabellera, este animal llama la atención precisamente por lo calmadas que se mantienen ante cualquier cosa.

Este niño lo sabe, pues se acercó a un grupo de ellas, quienes no hacían más que mirarlo con mucho interés, probablemente sin entender qué rayos es esa cosa caminando en dos patas.

El primer grupo lo observa mientras que el otro se asusta cuando el pequeño se acerca y luego una de ellas se atreve a oler de cerca a una niña.

https://www.instagram.com/p/BnJtSA1hk-v/?taken-by=lillealpakka

Esta intenta acariciarla pero se sacude rápidamente, por lo que en ese momento quizás es mejor dejarlas en paz para que observen todo lo que quieran.

Después de todo, nosotros los seres humanos ya acostumbramos a encerrar animales en zoológicos para observarlos. Esta vez fue su turno.

Aunque entendemos a la niña, ¿quién no querría tocar ese frondoso cabello?

Puede interesarte