Por Teresa Donoso
11 enero, 2017

Ahora es un gato hermoso y feliz.

Sinbad es un tierno gatito persa que solía vivir con un anciano. Sin embargo, este hombre ya no tenía las fuerzas para poder cuidar de él y su pelaje de la forma que es debida por lo que el pelo del gato comenzó a crecer de forma desproporcionada, hasta que finalmente llegó a tener más de dos kilos de exceso de pelo.

Elliott Serrano

Un día, un trabajador que había ido a ayudar al anciano vio a Sinbad y se dio cuenta de que, independiente del amor de su dueño, el gato tendría que abandonar la casa para recibir los cuidados necesarios.

Según Love Meow, este hombre tomó a Sinbad y decidió llevarlo a un refugio para animales llamado The Anti-Cruelty Society que se encuentra en Chicago, Estados Unidos.

“Sinbad llegó a nuestro refugio después de que un trabajador lo vio en la casa de un señor de edad. El hombre se dio cuenta de que este señor no podía cuidar muy bien del gato y que eso era evidente al ver las condiciones en las que estaba Sinbad”.

Lo primero que hicieron en el centro fue quitarle todo el pelo extra y cuando terminaron, se dieron cuenta que todo lo que habían quitado equivalía a más de la mitad de su peso. Pero el proceso no fue sencillo y les tomó horas:

Elliott Serrano
Elliott Serrano

¡Es un gran cambio!

Elliott Serrano

“Fue muy tolerante durante el aseo que le hicimos. Fue realmente agotador, nos tomó horas”.

Inesperadamente, el mismo hombre que lo había llevado al centro terminó adoptándolo y convirtiéndose en su dueño definitivo y él aseguró que la personalidad de este tierno gatito es muy especial:

Elliott Serrano
Elliott Serrano

“Me sorprende lo mucho que ama a la gente a pesar de que las personas no siempre lo han tratado bien. Es una lección que todos podríamos aprender”.

Definitivamente hay que recordar que debemos no sólo ser responsable de nuestras mascotas, sino que también respetar sus vidas y necesidades.