Por Pamela Silva
5 octubre, 2017

Así cualquiera tiene un olfato perfecto.

Los golden retriever son unas de las razas de perros más adorables que hay, son amorosos, energéticos y siempre dispuestos a jugar, pero Wallis posiblemente es el golden más adorable que a pisado este planeta porque tiene dos narices y nada puede competir a un perrito con dos narices.

Lana Culley

Aunque bueno, más que dos narices lo que tiene Wallis es labio leporino y por eso pareciera que tiene doble nariz. Aunque esa condición no ha afectado en lo más absoluto a su olfato, de hecho sus humanos comentan que tiene ese sentido extremadamente desarrollado.

Lana Culley

Wallis vive en Bournemouth con su humana, Lana Culley de 21 años, quien lo adoptó porque encontró que su nariz era demasiado irresistible.

Cada vez que Lana, que trabaja en un café, pasea a Wallis extraños la detienen para preguntarle qué sucede con la nariz del perro y por qué es así.

“Escogimos a Wallis cuando era cachorro por su nariz. Es adorable y nosotros sabemos que no habría otro golden retriever como él”.

Lana Culley.

Lana Culley

Así que Wallis pasa sus días en la granja familiar acompañado de su hermano Sunny, el par se ha vuelto completamente inseparable desde que Wallis llegó a la familia. Y una de las cosas que más disfruta el par son los paseos en la playa.

“Ellos corren por la granja juntos y disfrutan los paseos y nadar en lagos. Wallis recibe muchas miradas cuando está con nosotros, pero no lo cambiaríamos por nada del mundo”.

Lana Culley.

Lana Culley

De hecho, Sunny y Wallis son extremadamente parecido, si no fuera porque uno tiene dos narices y el otro una, como suele suceder en la mayoría de los perros. Wallis es un animal completamente sano y su defecto en el rostro no afecta en lo absoluto su salud.