Por Jaime Gago
21 septiembre, 2015

¡Me ha dejado sin palabras!

Los cocodrilos son animales bastante voraces. Pero además de tener muchísima fuerza en sus mandíbulas y ser más rápidos de lo que parece a la hora de moverse, tienen una fuerza descomunal en su cola. La demostración se puede observar en este vídeo. Decidieron poner un cebo de comida lejos del alcance del reptil y esto fue lo que sucedió:

Solamente con la fuerza de su cola puede llegar a impulsarse lo suficiente para sacar todo su cuerpo del agua. No sé vosotros pero yo no me vuelvo a bañar en un río en lo que me queda de vida.

Puede interesarte