Por Daniela Morano
19 Junio, 2017

El caballo se acercó y meció su silla.

Un caballo fue la salvación de Stacy Storer, una niñera que no podía lograr que este bebé dejara de llorar. El video muestra a un caballo en un establo meciendo a una niña en su asiento para el coche, mientras sonríe y se ríe del caballo. Storer le dijo a Mirror que la bebé de ocho meses estaba muy alterada y llorando en el establo de unos amigos.

Pero menos mal llego Red, el caballo que estiró su largo cuello y comenzó a mecerla.

Ruby, la bebé, estaba muy contenta. “Casi lloro cuando vi su reacción. Me sentí sobrecogida. Cuando llegamos Ruby estaba muy alterada, pero cuando vio a Red dejó de llorar y lo miró, así que la acercamos. Había venido antes pero nunca había interactuado así”.

Mercury Press

“Fue un momento demasiado mágico. Yo crecí alrededor de caballos, tenía tres, y quiero lo mismo para ella. Estaba un poco preocupada de que no la estuviese pasando bien pero ver a Red, es como si alguien hubiese hecho switch con un interruptor,” relató Storer.

Mercury Press

Creemos que esta es sólo otra prueba de que los animales con los bebés son la mejor compañía posible.

Te puede interesar