Estaba tan desnutrido, que ni siquiera podía ponerse de pie.

Hay perritos que tienen tanta mala suerte, que viven toda su vida en el abandono, sin nadie que se conmueva por ellos y quiera al menos darles algo de comer. Si bien hacen todo lo posible por sobrevivir, a veces llega un punto en que tienen tan poca energía, que ni siquiera pueden moverse para buscar comida.

Y allí quedan postrados, esperando a que la muerte venga por ellos…

Una historia similar vivió este perrito llamado Harris, pero afortunadamente fue rescatado a tiempo y ahora está camino a su recuperación total.

Stray Rescue of St.Louis Official

Sin embargo, el camino para este perrito no ha sido fácil, fue encontrado por unas personas que no sabían si estaba vivo o muerto hasta que pudieron comprobar que respiraba. Era evidente que había vivido toda su vida en abandono y ya no tenía energías para seguir luchando. 

La falta de alimento lo tenía prácticamente en los huesos y ni siquiera podía caminar.

Stray Rescue of St.Louis Official

Necesitaba a alguien que pudiera cuidarlo y encargarse de llevarlo al veterinario para seguir un tratamiento y poder recuperarse. Entonces, lo llevaron al lugar indicado: Stray Rescue, una organización dedicada al rescate de animales.

Durante las dos primeras semanas Harris fue alimentado con la ayuda de un tubo, pero su estado era tan grave, que el personal de la organización ni siquiera estaba seguro de si sería capaz de sobrevivir.

Pero al parecer recibir el amor que jamás había tenido lo estimularon a seguir adelante.

Stray Rescue of St.Louis Official

Y tras una semana de cuidados intensivos, pudo comer y beber solo. Dos semanas más tarde, al fin pudo volver a ponerse de pie y ahora ladra y corre por todas partes.

Si bien aún queda por recuperarse, hasta ahora Harris ha demostrado ser un perro muy valiente y decidido a vivir.

Puede interesarte