Por Valeria Urra
26 julio, 2022

“Adoramos a los gatos y gatitos que no son ‘perfectos’, pero desafortunadamente, tienen que esperar mucho más antes de ser adoptados”, indicaron desde la organización que la rescató.

A fines del año pasado, rescatistas de la organización “Brooklyn Cat Cafe”, lograron salvar a una familia de 5 gatitos que se encontraban en la calle. El adorable grupo se componía por los padres de los felinos y 3 bebés, que fueron llamados Sinker, Hook y Line.

La acción se logró gracias a una persona que los vio en la calle y dio el aviso, y por la voluntaria de Brooklyn Cat Cafe, Latonya “Sassee” Walker, una experimentada mujer que se dedica a atrapar, castrar, devolver a los animalitos a las calles para evitar su continua reproducción.

“Los gatitos Hook, Line y Sinker están emocionados por la abundante comida, menos emocionados por su visita al veterinario y ya casi listos para relajarse y acurrucarse. ¡Se pueden lograr tantas cosas maravillosas cuando trabajamos juntos!”, indicaron desde Brooklyn Cat Cafe.

Así, comenzó la búsqueda de hogares para la familia y todos lo lograron, menos Sinker, ya que se dieron cuenta que era completamente ciega debido a un problema ocular congénito y necesitaba una cirugía. La gatita, ya sana, se mostraba juguetona y buscando el cariño de la gente, pero nadie llegaba por ella.

“Adoramos a los gatos y gatitos que no son ‘perfectos’, pero desafortunadamente, a menudo tienen que esperar mucho más antes de ser adoptados”, indicaron desde la organización, lamentando lo que ocurría con aquellos animales que tenían algún defecto.

YouTube @Brooklyn Cat Cafe

Por ahora, Sinker se encuentra en un hogar temporal junto a otro gatito llamado Paul Hollywood, de quien se hizo gran amiga. Su dueña adoptiva ha destacado lo “valiente y aventurera” que es.

“¡Dulce Sinker ha estado buscando (sin ojos) su hogar definitivo desde diciembre! Comenzó tímida y sibilante, pero con el apoyo de su mejor amigo Paul Hollywood (el gatito) y su familia de acogida, ha florecido hasta convertirse en una confiada acurrucada (en el sentido de que trepará sobre ti por caricias sin parar”.

Brooklyn Cat Cafe.

La organización de rescate pidió además que se demostrara que “No se necesitan ojos para encontrar una familia” y que solo hace falta “abrir los ojos” para considerar todo el amor y alegría que los gatitos rescatados pueden llevar a la vida de las personas.

Puede interesarte