Por Camilo Fernández
11 octubre, 2018

Pueden saltar desde 9 metros de altura y no les pasa nada.

Lo primero que notó el fotógrafo Michel Smith fueron los rasguños de un animal en el tronco de un árbol. Él viajó a Papúa Occidental en búsqueda de una nueva clase de orquídea, pero lo que encontró fue totalmente distinto, partiendo porque no era una flor, sino que un animal.

“Encontramos marcas de pies de animal en la base de un árbol y supuse que había que esperar para ver de qué se trataba. También estábamos en la misma área donde comenzamos a ver su excremento“, dijo a The Sun.

Worldwildlife

Ahí fue cuando observó al “Canguro de los Árboles de Wondiwoi”, un animal que suponía estar extinto desde el siglo XX, y que se vio por última vez en 1928 en Indonesia.

“Estaba pensando que tenía que ser cuidadoso en el lugar para no echar a perder el momento. Luego observé detenidamente sus características y me di cuenta que era el Canguro de los Árboles de Wondiwoi, afirmó.

Michael Smith

Hay otros tipos de canguros en Indonesia, pero viven en altitudes más bajas o en diferentes regiones montañosas, y son de un color diferente, por lo que este acierto fotográfico reveló un nuevo antecedente.

Este tipo de marsupial es pequeño y, por lo general, no sobrepasa el metro de altura. Habita en la selva de Nueva Guinea y se creía extinto debido a la caza ilegal y que su hábitat había sido destruido.

Michael Smith

Como se puede ver, estos canguros son bastante diferente a los que conocemos. Son peludos y no existe tanta desproporción entre sus patas traseras y delanteras.

En el suelo es bastante torpe, pero en los árboles puede llegar a ser muy ágil, sujetándose de los troncos con su garras. Puede saltar desde 9 metros de altura al suelo sin lesionarse.

Puede interesarte