Por Camila Cáceres
4 enero, 2017

En serio, no son reales.

Mientras aún se mueve hacia el espacio perfecto para sentarse en la calurosa y húmeda selva lluviosa tropical, un orangután rojo se da cuenta de que le han ganado el puesto. Muy a gusto sobre un nido de hojas, uno de sus congéneres se gira a reconocer su presencia con un parpadeo de ojos y un suave murmullo. Pero no todo es lo que parece.

Mike Richards

El primate sentado en el nido de hojas no es un orangután. Ni siquiera es un ser vivo.

El intruso es uno de más de 30 cámaras animatrónicas hiper-realistas construidas para la más reciente serie de la BBC: Espía en la naturaleza, un documental de historia natural. Oculta en el orangután falso hay una cámara de alta definición, preparada para capturar todo lo que ocurre en el bosque.

John Downer Productions

Hasta ahora las cámaras han descubierto desde chimpancés adoptando crías y cuidando de “mascotas” hasta jirafas aparentemente conscientes de su propia mortalidad. Realmente logran una perspectiva nunca antes vista.

Las cámaras no sólo debían verse realistas. El perro salvaje habría sido destrozado de no poder mover su cola o inclinarse en una posición sumisa.

Richard Jones

Y un pequeño mono animatrónico se volvió el protagonista de toda una aventura tras ser adoptado por un grupo de alrededor de 120 langures indios.

Mathew Gordon

La serie será estrenada en BBC One el 12 de enero.

¿La vas a ver?

Puede interesarte