Pese a tener comida de perro en casa, su dueño no quería alimentarlos y los mantenía en un estado de absoluta desnutrición.

Muchas personas adoptan perritos pensando que no serán una gran responsabilidad. Sin embargo, lo son. Hay que alimentarlos, llevarlos a dar paseos constantemente para que se ejerciten, limpiar sus necesidades, y un montón de otras cosas más.

Pero al parecer… hay personas que no logran tomarle el peso a la vida de las mascotas.

Al menos así quedó comprobado luego de que saliera a la luz un terrible caso de maltrato animal en Whitesville, Nueva York, cuando un perro desesperado rompió la ventana de su remolque intentando pedir ayuda.

Facebook @SPCA

Estaba hambriento y necesitaba que alguien socorriera a su hijo, que estaba tan desnutrido, que ni siquiera podía levantar su cabeza.

Por suerte las personas que se encontraban cerca se dieron cuenta de la situación y enseguida llamaron a la SPCA, una organización de rescate que jamás había visto un caso tan terrible de desnutrición.

Facebook @SPCA

Pese a que en el remolque había comida de perro, ambos estaban hambrientos, pues evidentemente no habían sido alimentados. Incluso una de las latas de comida tenía un diente de uno de los perros, que seguramente lo había perdido intentando abrirla.

Y no estaban abandonados.

La bañera tenía agua, lo que indicaba que alguien se había bañado hacia poco tiempo y solo estaba maltratando a sus mascotas. Más tarde se supo que el dueño era un hombre llamado Eugenio N. Charles III y fue condenado por delito grave de crueldad animal, dos cargos de delito menor, por torturar y herir a los animales, y el fracaso para proporcionar sustento adecuado.

Facebook @SPCA

Según las autoridades, Charles dejó a los perros en un remolque situado a un lado de su residencia «para morir» en su propia orina y heces.

Facebook @SPCA

Afortunadamente Ace, de 6 años y Mooch, de 4 fueron rescatados a tiempo y fueron llevados a Wellsville Veterinarian donde el Dr. Thomas López evaluó a ambos perros, determinando que el menor estaba totalmente desnutrido: pesaba 26.7 libras y debía pesar al menos 60.

Facebook @SPCA

Lo bueno es que quedaron bajo el cuidado de la SPCA Serving Allegany County y deben mantenerse en el refugio -recuperándose- hasta que un juez decida su destino.

Puede interesarte