Por Constanza Suárez
6 abril, 2018

La vida del chihuahua y del vagabundo cambió para siempre.

Hace unos días, Angel Janes conducia hacia su hogar en Salt Lake City, Utah, cuando vio a un vagabundo sentado a la salida de la autopista con un letrero, en el que pedía dinero o trabajo.

Se detuvo para ofrecerle lo que tenía -un cigarrillo- y notó que algo tenía entre sus manos, de pronto vio que estaba agarrando a un pequeño chihuahua, envuelto en una manta para protegerlo del frío.

Angel Janes

Después de que Angel comenzó a hablar con el hombre, descubrió que se llamaba Ron. Él le contó que había visto a una mujer arrojando al perro desde su automóvil en la carretera dos horas antes. Ron lo recogió inmediatamente.

“Justo en este breve tiempo que hablamos, me sentí inspirado por esta persona sincera“, dijo  Angel Jones a The Dodo.

El Chihuahua abandonado estaba en buenas manos, pero Ron pensaba que merecía más de lo que él podía ofrecer.

Angel Janes

Angel pensó que podía hacer para ayudarlo. No podía llevarse al perro a su hogar, así que compartió la historia en su cuenta de Facebook para ver si alguno de sus amigos podía quedárselo.

Entonces Kathleen Dallmann, que vio la publicación de Angel, hizo lo mismo en una página para los amantes de los animales locales, detallando dónde se podía encontrar a Ron.

“Unos minutos después de que lo publiqué, una señora se dirigía a recoger al perro para criarlo“, contó Kathleen a The Dodo. “Ofreció a Ron 50 dólares como muestra de su gratitud por mantenerlo a salvo. Pero el hombre se negó. “No, solo quería hacer lo correcto”, le dijo. Pero ella insistió en que se quedara con el dinero.

Chasity Guyer

A Ron solo le interesaba mejorar todo lo que le quedaba de vida al pequeño perro. Definitivamente era algo demasiado adorable.

“Ron estaba llorando porque pudo ayudar al perro a encontrar un hogar”, contó Dallmann. “Dijo que sabía lo que era estar sin hogar, y que no quería que el perro pasara por eso”, añadió.

La mujer que se quedó con el chihuahua, estaba preparada para criarlo durante todo el tiempo que llevara encontrarle un hogar definitivo, pero no tardó mucho en encontrar uno.

Después de conocer la situación del pequeño perro, Chasity Guyer y su hija decidieron adoptarlo. Lo llamaron Lucky Louie. “Ahora puede sentirse seguro”, dijeron a The Dodo.

Chasity Guyer

“Estaba tan feliz de que todo hubiera salido bien para el perro, pero no podía dejar de pensar en Ron”, dijo la primera mujer que se llevó al chihuahua. Comenzó una iniciativa en GoFundMe: “No sabía si alguien haría una donación, pero después de correr la voz, conseguimos 500 dólares”.

La recaudación de fondos para Ron todavía está activa, pero Kathleen pudo retirar algo del dinero que se ha recaudado hasta ahora.

El vagabundo no podía creer que la comunidad hiciera algo así por él. “Estaba llorando”, confesaron. “Cuando le entregué el dinero, él quería que parte del mismo fuera al cuidado del perro. Pero le dije que era solo para él”, agregó.

Ahora las cosas mejoran para Ron también.”Realmente quiere conseguir un trabajo. Como el perro, todos merecen una segunda oportunidad en la vida”, finalizó.

Puede interesarte