Por Moisés Valenzuela
2 octubre, 2018

El labrador consideró que la maniobra era muy arriesgada así que optó por no permitirla.

Comúnmente uno piensa que los perros guardianes deben ladrar y actuar cuando nuestra casa se ve amenazada o cuando podemos ser víctimas de algún robo. Pero no, no es sólo eso. Los perros han decidido cumplir su labor de vigilante aun más allá de lo que se les pide y te cuidan casi tanto como tu madre. 

Si no nos crees, sólo mira este registro de un hombre que intentó apagar una vela con sus dedos. Vamos, ¿quién no lo ha hecho alguna vez?

Youtube

Sin embargo, el único problema de este joven es que su perro estaba ahí para impedirlo. El canino consideró que el juego era muy peligroso y sencillamente no lo permitió.

En el video se puede ver como el dueño acerca sus dedos a la llama, que era bastante tenue. Apenas se fue acercando, el perro comenzó a desesperarse. No podía dejar que su dueño se hiciera daño, así que con sus patas empezó a atrapar la mano de su amigo. 

Youtube

El hombre insistió y por un momento parece que el perro lo va a dejar, sin embargo, al final el labrador optó por aplastar el brazo de su dueño con las dos patas para que no siguiera intentando el peligroso juego.

La actitud de este canino con su amigo es realmente enternecedora. Así que si tienes pensado hacer algún juego riesgoso, no te olvides que tienes que primero contar con la aprobación de tu perro. Si no la tienes, ¡ni lo intentes!

Puede interesarte